Nacional

CSJ rechaza amparo en caso narcodólares

* Todavía no declaran nulidad de lo actuado alrededor del proyecto de sentencia elaborado por Argüello para sacar los 609 mil dólares

Los magistrados de la Sala Constitucional rechazaron el Recurso de Amparo interpuesto por cuatro ex jueces suplentes destituidos y dos abogados suspendidos del ejercicio profesional por participar en la trama de los 609 mil dólares, y dejaron firme la sentencia dictada en diciembre pasado.
Los magistrados expresan que siendo pública la sentencia en contra de los ex jueces y abogados, la Sala Civil Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), tramitó y suspendió de oficio los efectos del acto consumado, a sabiendas de que las sentencias dictadas por la CSJ no admiten recurso alguno, violando el principio de jerarquía.
Y es que los magistrados Gerardo Rodríguez, Juana Méndez y Enrique Chavarría, ordenaron la suspensión de los efectos de la sentencia de la CSJ, a petición de los ex jueces Julio Morales, Moisés Rodríguez, Benjamín Arriaza y Julissa Carolina Bonilla, y los abogados, Israel Zelaya y Astrid Bracamonte.
Curiosamente, los magistrados del TAM también habían admitido en ese mismo paquete un Recurso de Amparo a favor de Sergio Ramón Meléndez Aguilar, quien se identifica como abogado y notario, y quien no aparece en la sentencia de la CSJ contra la cual recurren porque no está registrado como abogado y notario, según confirmó ayer una fuente.
Meléndez fue quien con falsos poderes generalísimos se presentó a la CSJ a retirar el cheque por 606,540 dólares firmado por el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Manuel Martínez Sevilla, a favor de Jorge Eliécer González Hernández y/o Luis Ángel González Largo y Leyla Bucardo.
Morales ordenó la entrega del dinero y la excarcelación de Bucardo; Rodríguez actuó como juez ejecutor y ordenó dejar en libertad a Jorge Eliécer González Hernández y/o Luis Ángel González Largo, condenado a diez años de prisión por lavado de dinero, y a Bucardo, y Arriaza en calidad de ejecutor rindió un informe en el que indicó que policías sin identificar le informaron que los reos fueron detenidos en Carazo y no en Managua.
Llamado de atención
Los magistrados de la Sala Constitucional hicieron un fuerte llamado de atención a los magistrados de la Sala Civil Dos, para que en el futuro sean más cuidadosos en la tramitación de Recursos como el presente y evitar contratiempos y falsas expectativas a las partes.
En la sentencia hacen ver que los recurrentes ex jueces y abogados, al recurrir de amparo violan la ley, porque saben que “no procede el Recurso de Amparo contra las resoluciones de los funcionarios judiciales en asuntos de su competencia: cuando hayan cesado los efectos del acto reclamado o éste se haya consumado de modo irreparable”.
Asimismo, dejan claro que la CSJ tiene entre sus funciones la facultad de nombrar o destituir jueces, médicos forenses y registradores públicos de la propiedad inmueble de todo el país.
Recuerdan que también tienen la atribución de extender autorización para el ejercicio profesional de abogado y notario, lo mismo que suspenderlos y rehabilitarlos de conformidad a la ley.
Argüello y Solís no firmaron
La sentencia fue firmada por los magistrados Francisco Rosales, Iván Escobar Fornos, Dámisis Sirias y Guillermo Selva. Los magistrados Rafael Solís y Rogers Camilo Argüello se salieron antes de terminar la reunión y no firmaron.
Vale mencionar que aunque los magistrados se reunieron para este caso, no declararon la nulidad de todo lo actuado alrededor del proyecto de sentencia elaborado por Argüello, y que fue utilizado como base para liberar a Bucardo y sacar el dinero de una cuenta de la CSJ.
La CSJ tampoco remitió a la jueza Sexto de Juicio, Miriam Guzmán, la sentencia con las sanciones donde se ordena la restitución del dinero y la recaptura de Bucardo.
Aunque en horas de la mañana el secretario por la Ley de la CSJ, doctor Enrique Molina, informó que inmediatamente enviarían la sentencia al juzgado, a eso de las 4:30 de la tarde, Guzmán dijo que aún no había recibido nada.