Nacional

Prófugo capturado al llegar a juzgados

* Albert Cortés Narváez está señalado como cómplice en el asesinato de un Mayor del Ejército

Lizbeth García

Como popularmente dicen, a Albert José Cortés Narváez “le salió el tiro por la culata”, porque pensaba que presentándose a los juzgados evadiría la prisión, pero antes de que su defensa pudiera hacer gestión alguna para que inmediatamente le celebrasen audiencia inicial, la Policía hizo efectiva la orden de captura que el juez Séptimo Penal de Audiencias, Abelardo Alvir, emitió días atrás.
El abogado José González Jiménez cuestionó la actuación de la Policía, y dijo que para justificar su ineficiencia, aprehendieron a Cortes Narváez después de que éste se presentó voluntariamente ante el juez, pero el capitán Freddy López, jefe de Auxilio Judicial del Distrito Cinco de Policía, desmintió al defensor al decir que “no era así la cosa”.
El uniformado explicó que antes de que Cortés Narváez se presentara a los tribunales, el personal de Inteligencia estaba siguiendo los pasos al sospechoso, al cual capturaron fuera del despacho del juez.
El juez avaló dicha versión explicando que el mismo abogado confirmó que Albert José fue arrestado fuera del despacho judicial, sitio al cual llegaron alrededor de las siete y media de la mañana del miércoles, pero como tenía que continuar con una audiencia, le pidió al público que se retirara, y fue en ese momento que la Policía lo capturó.
“Si él me hubiese puesto a mi orden al acusado en mi oficina, tendría que realizar la audiencia automáticamente, pero como lo capturaron afuera, el Distrito policial deberá ponerlo a mi orden después de que le realicen el reconocimiento de personas, le tomen las huellas dactilares y le tomen muestras en las manos para ver si disparó o no el día que su tío, Marlon Narváez Cortés, supuestamente mató al mayor Santiago José Aburto.
Por todas estas razones, el juez dice que no puede decir cuándo va a celebrar la audiencia inicial con carácter de preliminar para Albert José, pero no se descarta la posibilidad de que sea este viernes.
Pero al margen de si se entregó o lo capturaron, el caso es que su situación legal sigue siendo delicada, porque desde que ocurrió el crimen --el 28 de diciembre, en las inmediaciones de la parada de buses de la Universidad Centroamericana--, el joven de 22 años se dio a la fuga mientras su tío era capturado y llevado al hospital junto al mayor Aburto, quien falleció el 29 del mismo mes víctima de las balas de Marlon Narváez Cortés, quien ya fue remitido a juicio oral.
Confirman traslado de reo indeseable
En otro orden, el juez confirmó que si los familiares de Marlon Narváez Cortés no consiguen un lugar para que el reo se recupere de las lesiones que sufrió el día del crimen, tendrá que remitirlo al Sistema Penitenciario Nacional (SPN), porque en el Hospital “Roberto Calderón” ya no lo quieren tener ni un día más “porque tiene una conducta indeseable para con el personal médico y el resto de pacientes, lo que lo convierte en una persona de alto riesgo”.