Nacional

No gustó a mujeres la escogida por Cabezas

* Fue completamente ignorada propuesta de organismos femeninos

Silvia Carrillo

“¡Omar Cabezas, cobarde!” “¡Da la cara, hijo del pacto!”, gritaban representantes de diferentes organizaciones de mujeres, quienes se concentraron ayer frente a las instalaciones de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), a fin de exigir al procurador una explicación sobre la elección de la nueva procuradora especial de la Mujer, Débora Grandison.
Aunque las mujeres permanecieron por más de una hora con sus pancartas en mano y gritando con el megáfono, el procurador Omar Cabezas Lacayo, Débora Grandison y otros trabajadores de la Procuraduría salieron por la puerta trasera de la institución, pero dejaron el lugar resguardado por efectivos policiales.
Las mujeres aseguraron que ellas no entienden cómo el procurador eligió a una persona de la que no conocen su historia, y nunca fue presentada su candidatura ante los medios de comunicación o en reuniones extraordinarias.
María Teresa Blandón, representante del Movimiento Autónomo de Mujeres, mencionó que ellas presentaron los documentos de su candidata Dorotea Wilson, pero el procurador nunca les mencionó la existencia de posibles aspirantes al cargo.
“Estamos pidiendo que nos presente los parámetros de selección que fueron utilizados para elegir a la Procuradora de la Mujer”, dijo.
Blandón afirmó que si el procurador se empecina en negarles una respuesta satisfactoria, continuarán con los plantones frente a la Procuraduría, y si no encuentran respuesta, enviarán una carta a la Cooperación Internacional para que valoren si vale la pena seguir apoyando a una Procuraduría que no trabaja en pro de la ciudadanía.
“En la Procuraduría existe un debilitamiento institucional e incapacidad de defender los derechos humanos”, alegó.
Dorotea Wilson se sorprendió al enterarse de que Débora Grandison fue electa por el procurador el pasado 29 de diciembre, cuando las instituciones estaban cerradas por las vacaciones de fin año.
Wilson considera que Omar Cabezas eligió a la candidata de su conveniencia, para que ésta no revelara públicamente algunas anomalías presentadas en la PDDH.
Por su parte, Débora Grandison aclaró que está dispuesta a apoyar a todas las mujeres, y que ella al igual que otras candidatas presentó los documentos respectivos.