Nacional

Familias Roiz-Cantillano en plantón y reclamo de justicia

* Volantes y pancartas reafirman que chofer de la camioneta del FSLN fue suplantado * Acusan de lenidad a Policía y a Ministerio Público

Ernesto García

“Secretaría del FSLN, entreguen al verdadero conductor homicida que arrebató la vida de Carlos Roiz y Tito Cantillano”, dice una de las volantes que distribuyeron los familiares y amigos de los dos jóvenes fallecidos, los cuales realizaron ayer miércoles un plantón en la entrada a la Colonia Centroamérica al cumplirse el primer mes del accidente, donde presuntamente el verdadero chofer del vehículo homicida fue suplantado.
En otra volante con un emplazamiento similar, las familias Roiz-Sotomayor y Cantillano-Álvarez, exigen a la Secretaría del Frente Sandinista que diga quién es el “verdadero” chofer que mató a sus hijos la noche del pasado 11 de diciembre.
Durante el “plantón” que inició con una marcha que partió de la casa de la familia Roiz-Sotomayor al lugar de la tragedia, que fue en la entrada a la Colonia Centroamérica en la carretera Managua-Masaya, las familias dolientes también acusaron a la Policía y al Ministerio Público de no estar haciendo nada por esclarecer los hechos.
Acusarán a tesorero del FSLN
El colega periodista y padre de Carlos Roiz, William Roiz Murillo, adelantó que en los próximos días acusará ante los tribunales a Francisco López, Tesorero del Frente Sandinista, quien presuntamente fue quien hizo el trabajo de suplantar al verdadero chofer de la camioneta Toyota Prado, propiedad del FSLN.
“Francisco López fue quien llevó la grúa para retirar del lugar los vehículos (la Toyota Prado y el conducido por Alejandro Norori Castellón), antes de que la Policía concluyera las investigaciones en el lugar del accidente”, aseguró Roiz Murillo.
El conocido profesional de la información dijo que las acciones legales que emprenderán en fecha próxima contra el tesorero del FSLN, también van dirigidas contra quienes iban en la camioneta Toyota, y que según las familias agraviadas igualmente han mentido en sus testimonios ante las autoridades.
Roiz Murillo dijo que días después del accidente se presentó López en la casa de su familia a presentar las condolencias, y además de confesar que fue él quien contrató las grúas para retirar los otros dos vehículos que impactaron contra el automóvil donde viajaban su hijo Carlos y su amigo Ernesto, les dijo que llegó al lugar del accidente faltando diez minutos para la una de la madrugada del domingo 11 de septiembre, pese a que el choque fue 30 minutos después, sin poder explicar cómo sabía que iba a suceder el mortal choque.
Testigos señalan a otro
Álvaro Cantillano, hermano de Ernesto Cantillano, dijo que los testigos presentados por ellos desmienten la versión de quienes aseguran que la camioneta propiedad del FSLN era conducida por Erwin González.
“Los testigos aseguran que el conductor de la camioneta Toyota Prado es un hombre alto, blanco que usa antejos, mientras el que ellos (la Policía) presentan es un hombre bajo, moreno y no utiliza lentes”, manifestó Alvaro Cantillano.
El hermano de Ernesto Cantillano (q.e.p.d.) también señaló a la Policía y a la fiscal Verónica Nieto de estar dando largas a las investigaciones para proteger al supuesto verdadero chofer homicida.
Según Ernesto, tanto la Fiscalía como la Policía han mostrado displicencia en las investigaciones, y han retrasado la toma de declaraciones de los testigos propuestos por ellos.