Nacional

Barco naufragó por sobrecarga

Levaba más pasajeros de lo que permitía su capacidad, mientras las autoridades locales no se hacen responsables de la tragedia.

El barco (Promar 59) que naufragó el jueves a las 10 de la noche después de zarpar de Puerto El Rama, iba sobrecargado y no había sido inspeccionado por la Capitanía del Ejército que supervisa este tipo de transportes.

El Barco se hundió cuando apenas salía del puerto. Estaba autorizado para llevar a siete pasajeros y transportaba a más de 20. Los registros oficiales el barco muestran que llevaba32.71 toneladas en carga, menos de su capacidad real que era de 37 toneladas.

El barco transportaba mercadería al Bluff y Corn Island. Ocho personas murieron ahogadas, entre ellos tres niños de cuatros, siete y ocho años, respectivamente.

Autoridades no dan la cara

En el Puerto ayer, cuando intentaban rescatar cuerpos y mercadería ninguna autoridad daba la cara oficialmente. Las informaciones a los periodistas, las brindaban luego de decir “no pongas mi nombre. No estoy autorizado para hablar. Ya pasé toda la información a Managua”. Al final no coincidían.

Para el Ejército se debió a que los pasajeros se hicieron sólo a un lado del barco, cuando debían ir balanceados. Un funcionario de la Dirección de Transporte Acuático del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) dijo que posiblemente algún objeto se la había incrustado en la hélice del motor y los funcionarios de la Empresa Portuaria Nacional dijeron que ellos sólo cobraban en base al reporte del capitán del barco.

Pero el capitán del Barco, Ricardo Montiel, asegura, y así lo declaró ante la Policía, que se le dañó la bomba hidráulica del timón. “Esto es como un carro, cuando se te va la dirección hay accidentes. Me guiñó de un lado y no lo pude detener. Tenía nueve años de capitaniar ese barco”, dijo.

Según Montiel, él se salvó de milagro. Fue el último en salir con vida, ya cuando el barco de había dado vuelta. “Yo me salvé por gracia de Dios. Sólo miraba oscuranas y patié la puerta se abrió y me agarré de un chancho (cerdo) que iba nadando para arriba”, cuenta.

Todos los jueves en la noche salen dos barcos del Puerto El Rama. Uno, el Bromar 59, salía a las 10 de la noche, autorizado para transportar sólo carga y otro, que lleva sólo pasajeros. El problema, según un oficial del ejército, es que como el barco de carga es más rápido, la gente pagaba su boleto y cuando ya estaba a bordo se pasaba a la embarcación de carga.