Nacional

Báez todavía no se salva de los tribunales


Lizbeth García

El Ministerio Público no descarta la posibilidad de volver a acusar al gerente de la Lotería Nacional, William Báez, por supuesta violación a la Ley de Derechos de Autor, porque si bien es cierto hubo un pronunciamiento a su favor, el mismo está referido a la forma y no al fondo del asunto, explicó una fuente de la Fiscalía.
La semana pasada la juez Cuarto Local Penal, Alía Dominga Ampié, declaró inadmisible la acusación que la Fiscalía presentó contra Báez porque no cumplió los requisitos y formalidades de ley, al no establecer el vínculo que tenía doña Lilliam Flores de Orúe y Gabriela Orúe de Paz con el maestro Cipriano Orúe, aunque se conoce que la primera es su viuda y la segunda la hija.
Tampoco la acusación explicaba cuáles eran las imágenes que supuestamente fueron reproducidas ilegalmente por la Lotería Nacional. La Fiscalía también omitió el título de la editorial y la fecha de edición de la obra original del maestro Orúe, cuyo deceso tampoco fue acreditado con el acta de defunción.
En la misma audiencia inicial, la juez Ampié también declaró inadmisible la acusación particular que Róger Alvarado promovió acusando a Báez y a Carlos Reynaldo Lacayo, Presidente de la Junta Directiva de la Lotería Nacional, por violación a la Ley de Derechos de Autor.
La judicial explicó en autos que rechazó la acusación particular porque la parte actora no agotó la vía administrativa, pero además el abogado acusador no acreditó su condición con el carné de la Corte Suprema de Justicia, ni presentó los suficientes poderes para representar a doña Lilliam Flores de Orúe en el juicio.
Pero igualmente no todo está perdido para doña Lilliam Flores de Orúe, quien podría llenar las omisiones, de forma que tiene el poder de representación que le otorgó a su abogado para que éste a su vez concurra a la vía administrativa a denunciar la violación de derechos de autor que supuestamente tuvo lugar.
La queja de la viuda de Orúe es que supuestamente se publicaron sin autorización miles de vigésimos de lotería con imágenes de la obra de Cipriano Orúe titulada: “Presidentes de Nicaragua”, pero William Báez ha dicho hasta la saciedad que no hubo ninguna violación a la Ley de Derechos de Autor.