Nacional

Fallece conocido asesor del PLC

* Veraneaba en casa de playa del Dr. José Rizo

Humberto Meza

Raúl Palacios, abogado corporativo y el más cercano colaborador del ex Vicepresidente José Rizo Castellón, murió la mañana del sábado, debido a un infarto masivo, mientras pasaba las vacaciones de fin de año en la playa de Poneloya.
Palacios iría a esperar el Año Nuevo junto a la familia de Rizo, en la casa de playa del ex Vicepresidente, y hasta la medianoche del viernes no mostraba ningún problema de salud.
Sin embargo, a las dos de la madrugada del 31 de diciembre, empezó a tener signos de cansancio y ahogo, por lo que fue trasladado de inmediato al hospital municipal de León, donde no consiguió resistir.
Si bien Palacios nunca desempeñó un cargo de elección popular, sus vínculos con los más visibles directivos del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), evidenciaron un preponderante papel sobre diversas estrategias del partido.
Tal influencia adquirió notoriedad luego que, junto a otros directivos del PLC, creó el Instituto 11 de Julio, el centro de formación de cuadros y adoctrinamiento liberal más significativo de esta agrupación, poco antes de integrar la Comisión partidaria de Ética y Justicia.
En 1997, asumió la Dirección de Asesoría Jurídica de la Asamblea Nacional, cargo que mantuvo durante todos los años de la gestión del ex presidente del Parlamento, Iván Escobar Fornos.

Formaba bufete centroamericano
Sin embargo, la poca visibilidad de su incidencia en la política contrasta con una intensa experiencia de asesorías jurídicas, desde el bufete Palacios, Molina & Asociados, que formó junto a su primo Yalí Molina.
En este ínterin, Palacios se desempeñó como Secretario de la Asociación de Instituciones de Ahorro y Préstamo, asesor del Banco de la Vivienda (Bavinic), por medio de un convenio con el Programa para Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) y del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). En los últimos años, se desempeñaba como asesor jurídico de la Vicepresidencia de la República.
Desde todas esas experiencias, Palacios estaba trabajando para transformar a “Palacios, Molina & Asociados”, en un bufete de categoría centroamericana. “Este proyecto lo iba a inaugurar el 17 de enero, de hecho vienen varios socios de Centroamérica, con quienes él trabajó, pero ya no podrá verlo”, aseguró Molina.
El ex vicepresidente Rizo catalogó la muerte de Palacios como una “pérdida personal”, atribuida a los 55 años de amistad que mantuvo, desde el período de escuela, hasta llegar a trabajar juntos como abogados.
“En todos esos años de amistad, nunca quiso postularse a ningún cargo público. Eso fue algo que le dio demasiado valor, hasta consolidarse como un abogado exitoso y un buen consejero”, valoró Rizo.
Palacios será enterrado hoy en el Cementerio Jardines del Recuerdo, después del acto de cuerpo presente, en la Funeraria Don Bosco, programada para las diez de la mañana.