Nacional

“Soy un doliente del Poder Judicial”


Eloisa Ibarra

El ex Presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua, Alfonso Dávila Barbosa, lamentó que la imagen del Poder Judicial se encuentre deteriorada como nunca antes y que la ciudadanía haya perdido la fe, porque existe un “grupito” que ha hecho un feudo con gravísimas y peligrosas consecuencias.
“Soy un doliente del Poder Judicial, me siento lastimado por los duros golpes a un Poder al que le entregué 17 años de vida”, dijo Dávila Barbosa, tras agregar que se ha llegado a niveles de deterioro nunca antes vistos.
Nunca había habido tanta descomposición, porque hay un “grupito” que ha hecho un feudo con consecuencias gravísimas, porque con el consentimiento de estos, funcionarios de los Tribunales de Apelaciones, por ejemplo, hacen lo que quieren.
Dávila calificó de grave el hecho de que existan funcionarios que le enseñan los proyectos de sentencia a los particulares, las partes, lo cual es totalmente prohibido y grave. En otros tiempos, no se daba eso y los jueces y magistrados, recordó, se dedicaban más a su trabajo.
No obstante, considera que existen funcionarios del Poder Judicial, cuyo papel es reconocido y tendrían que pedir a sus colegas que se quiten la inmunidad, por ejemplo, en el caso de los 600 mil dólares para que respondan por sus actos.
En el caso del magistrado Rogers Camilo Argüello, que se quite la inmunidad y el Presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Manuel Martínez, está involucrado porque no se puede girar un cheque por semejante cantidad, sin preguntar, sin pedir todas las explicaciones, dijo Dávila.
El doctor Dávila considera que la población debe reaccionar ante el deterioro del Poder Judicial e igual los funcionarios honestos.