Nacional

Contaminación al lago fue anunciada

* Aguas están más turbias y hay mayor suspensión de sólidos * Es contradictorio que quieran declararlo patrimonio de la humanidad, mientras aprueban botadero de inmundicias

Valeria Imhof

La contaminación del Lago de Nicaragua por el proyecto tilapia de la empresa Mares Nica Noruegos S.A (Nicanor) fue advertida, hace tres años, por la Asociación de Municipios del Gran Lago (Amugran).
El ex director de Amugran, Benjamín Lugo, dijo que, desde que se inició el proyecto, advirtieron a las autoridades que iba a traer graves consecuencias para el lago “y ahora los hechos nos están dando la razón”.
“La población misma está viendo que las aguas están más turbias y que hay mayor suspensión de sólidos. También hay mayor cantidad de sedimentación por los desperdicios de alimentos y los desechos mismos de las tilapias que son una masa viva no natural para el lago”, señaló.
Pero lo que resulta más contradictorio es que, mientras dicha asociación ha propuesto que el lago sea declarado sitio mixto de Patrimonio de la Humanidad ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), diariamente sea bombardeado por toneladas de desechos orgánicos que botan las tilapias desde las jaulas sumergidas en el agua.
Gobierno debe revisar concesión
Lugo dijo que el gobierno debe reconsiderar este proyecto y priorizar el lago como una fuente de agua potable, para riego de cultivos y turismo sostenible.
“El gobierno debería revisar esa concesión ante el clamor de la población, los empresarios turísticos y los alcaldes de la zona, porque en ninguna parte del mundo tienen un proyecto de este tipo en el agua porque construyen estanques en tierra firme, y luego de un proceso de depuración devuelven al agua limpia al lago como lo están haciendo en Costa Rica”, señaló.
El ex director de Amugran mencionó que el turismo en la zona no puede ser amenazado por la crianza de tilapias en el lago. “Hay que preguntarse cuánta inversión extranjera se pudiera estar ahuyentado del país con un lago contaminado y cuántos ciento de millones de dólares anuales puede generar el turismo versus cuántos millones de dólares de exportación por la tilapia”, apuntó.
Sitio Mixto de la Humanidad
Lugo recordó que el proyecto se llevó a cabo con oposición de las autoridades locales, principalmente la Alcaldía de Altagracia, en la Isla de Ometepe. “La contaminación del lago Xolotlán debe ser una lección para tomar acciones preventivas, pero aquí desafortunadamente es al revés”, lamentó.
Mencionó que los alcaldes de la cuenca nominaron a Granada y al Lago de Nicaragua como un sitio mixto del Patrimonio Mundial de la Humanidad, debido al privilegio de contar con una ciudad colonial y un lago con una gran diversidad biológica.
“En Centroamérica, existe un sólo sitio mixto de Patrimonio Mundial de la Humanidad que son las ruinas mayas de El Tical, en Guatemala, y hay sólo 23 sitios en todo el mundo. El Lago de Nicaragua podría ser el número 24 si logramos definir claramente cuál es el futuro del lago que queremos”, dijo.
Lugo señaló que es otro contrasentido que se esté gestionando un proyecto de aguas servidas para la ciudad de Granada con ayuda de gobiernos amigos como el de Alemania, y simultáneamente se esté montando un proyecto que está descargando miles de kilogramos de desechos orgánicos en el lago.
“Es contradictorio que mientras nosotros estamos tratando de detener la contaminación, el Marena y el Mific estén aceptando proyectos que le meten más carga contaminante”, dijo Lugo.