Nacional

Nicaragüenses pretendían asaltar con armas de juguete


Los nicaragüenses que esta mañana intentaron asaltar una sucursal del estatal Banco de Costa Rica, utilizaron armas de juguete, por lo que el detector de metales no funcionó.

Según información de Seguridad Pública en San José, Agustín López Prado, uno de los asaltantes, vivía en residencial Heredia con su esposa costarricense y sus dos hijos.

López Prado trabajaba como guarda de seguridad de una empresa cercana de donde ocurrió el asalto frustrado.
"De acuerdo con versiones de testigos, los detenidos ingresaron a la sucursal bancaria en actitud sospechosa y, en un acercamiento del guarda del banco, uno de los hombres sacó un arma", detalló al mediodía, un comunicado del ministerio de Seguridad Pública.

En ese momento, "el encargado de la seguridad le disparó en dos ocasiones una en la pierna y otra en el abdomen", agregó el documento.

El segundo sospechoso intentó darse a la fuga pero varios oficiales de la Fuerza Pública, que ya se habían hecho presentes en el lugar, lo capturaron, agregó la nota de prensa.

Según Navarro, el nicaragüense Ortiz Prado fue trasladado inmediatamente con custodia policial al hospital San Juan de Dios, en el centro de San José, mientras que López Prado fue puesto a las órdenes del Ministerio Público.