Nacional

Policía sigue tras pista de narcos corinteños

* Banda operaba desde hace años en barrio portuario de “El Chorizo”

CHINANDEGA
La Policía de este departamento busca a otros dos sujetos originarios del Puerto de Corinto que formaban parte de la red de narcotraficantes que el domingo último trasegaron de alta mar 812 kilos de cocaína pura, contenida en 694 paquetes, los cuales trasladaban a bordo del jeep Toyota placas 054-048 y en el pequeño camión marca King placas 262-056, propiedad del cabecilla Orlando de Jesús Mayorga Díaz, de 46 años, alias “Bazuca”, rumbo a Honduras.
EL NUEVO DIARIO conoció que esta banda de ocho narcotraficantes, la cual operaba desde hace bastante tiempo en el barrio “El Chorizo”, de Corinto, prácticamente fue desarticulada y sólo queda por capturar a los dos sujetos, cuya identidad no fue revelada para no entorpecer las investigaciones.
Se supo que Esmelda Zeledón es madre del adolescente de 17 años que viajaba junto a su padre, Orlando de Jesús Mayorga Díaz, quien conducía el jeep Toyota rojo que se volcó cerca del balneario de Paso Caballos, y transportaba 50 paquetes con cocaína. Además, una fuente ligada a la investigación, aseguró que Esmelda es compañera de vida del capturado Javier Enrique Moreno Hernández, de 37 años, y hermana de Juan Zeledón, alias “El Bolo”, cuidador de la lancha de fibra de vidrio blanco con rojo y proa ploma “Virgen de la Caridad del Cobre”, valorada en 16 mil dólares, y su motor de 75 caballos de fuerza está valorado en 5 mil dólares, la cual fue utilizada por los narcotraficantes para recibir en alta mar el cargamento de cocaína de otra embarcación, cuyos sujetos no han sido identificados.
La fuente dijo que detrás de todo está un capo colombiano, quien habría pagado a los corinteños para trasladar la cocaína hasta la frontera con Honduras, donde sería recogida por otros miembros de la red internacional que opera desde Colombia hasta México.
Salieron con 200 galones de gasolina
Mediante nuestra investigación periodística conocimos que la madrugada del domingo último, los cinco corinteños que ahora tienen prisión preventiva salieron con 200 galones de combustible en cuatro grandes bidones, y varios radios de comunicación, lo cual evidentemente no se trataba de una simple jornada de pesca, sino del trasiego de 812 kilos de cocaína.
“Bazuca”, Francisco Javier Castro Mejía, alias “Gasparín”, de 33 años, y el adolescente de 17 años, hijo de Orlando de Jesús Mayorga Díaz, vestían pantalones cortos y tenían abundante arena en sus cuerpos, asimismo portaban capotes, lo cual demuestra que procedían del mar.
El cabecilla de la banda de narcotraficantes y sus dos acompañantes a bordo del jeep Toyota desatendieron el alto de una patrulla policial e intentaron huir cuando se volcaron.
Los corinteños detenidos trasladaron la mayor parte del cargamento de cocaína hasta la Cooperativa “Rafaela Herrera”, finca El Ensayo, cerca de Chinandega, donde “Bazuca” tiene una amante y evidentemente también su centro de operaciones, éste llevaba la mejor “tajada” en dicho trasiego de cocaína, el más grande en los últimos años en Chinandega.