Nacional

Medicina Legal se declara “en quiebra”

* Institución debe atender hasta 70 casos por día, mientras padece la falta de equipos y personal médico * Increíble, en Managua sólo cuentan con una ambulancia para trasladar cadáveres que deben ser investigados * De lejos ven los lujos de la Suprema Corte: camionetonas, combustibles y megasalarios

Silvia Carrillo

Esperar la ambulancia del Instituto de Medicina Legal, IML, por más de una hora cuando el cuerpo sin vida de un ser querido está en la calle es el drama que viven miles de familias nicaragüenses. ¿Qué los hace tardar tanto?
El director del IML, Julio Espinoza, lo resume así: “No tenemos recursos”.
Y es que según Espinoza son muchas las necesidades que padecen a lo interno de esa institución. En Managua, por ejemplo, una ciudad donde los accidentes de tránsito dejan varios muertos por día y a ello hay que sumarles otras muertes por mano criminal, el IML tan solo cuenta con una ambulancia.
“A veces al vehículo no le funciona la alarma o se descompone algún motor, por eso llegamos con horas de retraso”, adelanta Espinoza.
La asignación de combustible también se ha convertido en un problema, principalmente cuando se trata de trasladar al personal hacia las regiones, y hasta ese momento se buscan alternativas para que los casos no se queden sin resolver.
Para el director del instituto es inaceptable que la Corte Suprema de Justicia, CSJ, como responsable del Instituto, no les asigne mayor presupuesto, equipos de trabajo y combustible con el fin de brindar a los ciudadanos un servicio de calidad.
Pocos médicos
Actualmente IML cuenta solamente con 42 médicos a nivel nacional, personal que es insuficiente para dar atención a todos los pacientes en menor tiempo y de forma más sistematizada.
Espinoza dijo que en Managua a veces los médicos tienen que asistir a los juicios, otros visitan los hospitales, y al final quedan atendiendo en la clínica únicamente dos galenos que ejercen funciones hasta los fines de semana.
Es también sorprendente que un médico atienda por día un promedio de 50 pacientes, aunque algunas veces les toca hacerse cargo de 70 personas.
El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), a través de inspecciones realizadas en delegaciones ubicadas en algunos municipios del país, coincidió con las aseveraciones de Julio Espinoza, porque se comprobó la falta de recursos y personal en ciertas delegaciones departamentales de las 23 existentes en el país.
Wendy Flores, asesora jurídica del Cenidh, recalcó que a medida que se van alejando los municipios de la sede central del IML, se hace más difícil para las víctimas el acceso a ese servicio.
Tapando huecos
En algunas delegaciones se capacitaron a los médicos generales para que hagan dictámenes médicos especializados, situación que los representantes del Cenidh no consideran correcta, porque es un arma de doble filo que es utilizada por el Instituto para salir del problema.
El Cenidh ha estado realizando monitoreos en algunos municipios, encontrándose que el personal de medicina forense en Tipitapa es poco, y por las condiciones han llegado a atender a sus víctimas en el escritorio, porque carecen de camillas.
Causa de retardo de justicia
Fátima Millón, asesora jurídica del Centro de Mujeres Isnim, alegó que el servicio de medicina legal es una retardación más de justicia, porque las valoraciones médicas no son atendidas inmediatamente.
En el caso de las lesiones psicológicas son citadas un mes después de haber puesto la denuncia en la Comisaría de la Mujer, mientras tanto en ese tiempo corren el riesgo de perder la vida.
“Medicina Legal nunca llega al lugar en casos de lesiones, tiene que ser la víctima quien deberá presentarse con una transferencia de la Policía o el Ministerio Publico, en caso contrario, no será atendida”, mencionó
Israel Kontorovsky, Viceministro de Salud, considera que es la Corte Suprema de Justicia quien debe velar por el funcionamiento correcto de Medicina Legal, porque ellos nombran a los médicos legales.
Hay un libro de Medicina Legal en cada hospital en el que se abre un expediente clínico. “Nuestros médicos están obligados a dar atención independiente de los casos que se presenten”, agregó.
Kontorovsky explicó que si existe negligencia médica se analiza la situación a nivel nacional y luego se determinarán las acciones que durante el proceso se dieron para tomar determinaciones sobre los médicos que no actúen conforme a la ley.
IML en números
* 2004- 19 mil 389 ciudadanos atendidos.
* 2005 *- 16 mil 524 ciudadanos atendidos
Fallecidos
* 66 en octubre 2004
* 47 en octubre 2005
* El mayor número de casos de muerte es por homicidio, suicidio y accidentes de tránsito.