Nacional

Jornadas de cirugía para ponerse al día


Lucía Navas

Jornadas extraordinarias de cirugías y de consultas externas planifica el Ministerio de Salud (Minsa) para ponerse al día con los pacientes que no han recibido estos servicios, debido a la huelga que mantienen los médicos de los centros de Salud y hospitales públicos.
La ministra de Salud, Margarita Gurdián, espera que en enero se logre un acuerdo con los médicos, a fin de que se normalice la atención en las unidades asistenciales, y cuando esto suceda se pondrán en práctica las jornadas extraordinarias para realizar las operaciones y se den las consultas suspendidas.
La ministra explicó que esto será necesario ante el hecho de que las listas de espera por cirugías como por consultas médicas se han extendido demasiado. Normalmente una persona espera un mes por la consulta programada, y por la cirugía entre tres y seis meses.
Así mismo, la titular de Salud esperar que en los próximos días se reanuden las negociaciones con el gremio médico, a fin de encontrar un acuerdo respecto a la demanda salarial. Para esto se apeló al Consejo Nacional de Salud, en donde intervienen organizaciones de la sociedad civil, con lo cual el Minsa busca presionar a los médicos para que depongan la huelga.
Y aunque el ministro del Trabajo, Virgilio Gurdián, sigue sin pronunciarse oficialmente sobre la legalidad o no de la protesta --aunque en presencia del presidente Enrique Bolaños sostuvo que la misma nunca cumplió con los trámites legales--, informó que convocó al Minsa y a la Federación Médica al tribunal de arbitraje para los primeros días de enero.
Durante la conferencia de prensa en la que el presidente Enrique Bolaños y sus ministros del gabinete social informaran sobre el balance de los logros en este sector en 2005, y ante la presión de la presencia del mandatario, el titular del Trabajo no le quedó otra que decidirse por convocar al arbitraje que obligaría a los médicos a deponer la huelga.
El ministro Virgilio Gurdián siguió dando la excusa de no pronunciarse sobre la legalidad de la huelga para no entorpecer las negociaciones.