Nacional

Vuelve la venta de los moluscos


Lucía Navas

A los que les encantan los cócteles de conchas no tienen que privarse de comerlos, ya que el Ministerio de Salud (Minsa) suspendió la prohibición al confirmar que el fenómeno natural “Marea Roja” desapareció de las costas del país, por lo cual es seguro la extracción, venta y consumo de moluscos.
Las dueñas de coctelerías y marisquerías del sector de Ciudad Jardín, uno de los sitios más concurridos en Managua donde se expenden estos mariscos, recibieron con alegría que nuevamente puedan ofrecer a sus clientes las conchas negras, ostiones, almejas y resto de moluscos, pues ya no hay peligro que estén contaminados.
Las últimas pruebas de laboratorio de muestras provenientes de las costas del Pacífico, especialmente de Chinandega, donde se centró el fenómeno, arrojaron que tenían la mitad de los niveles de toxina permisible, y en el resto no se detectaron toxinas.
También funcionarios de epidemiología y toxicología del Minsa junto al Ministerio del Ambiente sobrevolaron las costas desde Masachapa hasta Corinto comprobando que “el mar esta limpio”, y aunque se detectaron “pequeñas manchas” en zonas cercanas a entradas de algunos ríos”, se aseguró que esto no significa mayor peligro.
Los resultados del monitoreo nos da la seguridad, afirmó el director general de Epidemiología del Minsa, Juan José Amador, para decir a la población que ya no hay problema de “Marea Roja” en nuestras costas.
“La Abuela” y los afrodisíacos
“Es la mejor noticia que nos puede dar el Minsa porque las conchas es lo que más nos demandan los clientes por el poder afrodisíaco que tienen”, dijo contenta doña Catalina Chávez, de la coctelería “La Abuela”, en Ciudad Jardín.
Igual regocijo mostró el resto de vendedoras de marisquería en este sector, pues afirmaron que haber sufrido pérdidas económicas durante el tiempo que se les prohibió el comercio de moluscos.
La suspensión de la prohibición se dio a través de una resolución ministerial que revocó la de la emisión de la alerta, a partir de ayer.