Nacional

Tráfico de tramos en el “Huembes”

* Cada Director llega repartiendo a sus familiares, algunos de los cuales los compran en córdobas y los venden en dólares * Si no hay tramos, los sacan de las áreas verdes, mientras venden concesiones a granel para cantinas y juegos de azar

Valeria Imhof

Un tráfico de tramos en el Mercado “Roberto Huembes” denunciaron comerciantes de ese centro de compras, a la vez que externaron su satisfacción de que el ex gerente de este mercado, Francisco Padilla, haya sido destituido de su cargo.
Las vivanderas indicaron que hay personas que tienen hasta tres o cuatro tramos, que los venden y luego se instalan en otro lugar. Ofelia González dijo que nunca le autorizaron otro tramo para su hija, mientras mucha gente cae como paracaídas tomándose cualquier parte del mercado.
“Compran un tramo en mil córdobas y luego lo venden en tres mil dólares, mientras que a nosotros que estamos aquí desde hace más de veinte años y somos pobres no nos han querido dar un lugar para trabajar y no para hacer negocios”, manifestó González.
Ayer intentamos comunicarnos con el director de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema), Héctor Molina, pero no respondió nuestro llamado.
La comerciante Dominga Chavarría demandó a la nueva administración que priorice a la persona que no tiene tramos, y pidió que, además de Padilla, saquen al personal del área de ordenamiento. “Toda esa gente ha hecho piñata aquí, ha vendido los tramos y les va a decir y te dicen que ellos no dieron permiso”, aseguró Chavarría.
Amenazan con tomarse áreas verdes
Los comerciantes aseguraron que Padilla vendió un sinnúmero de áreas verdes en el Mercado y amenazaron con tomarse esas tierras si no son escuchados. “La gente está dispuesta a tomarse los lugares vacíos porque todos los gerentes nuevos llegan ubicando a su familia”, dijo Chavarría.
Las denuncias contra el ex gerente Padilla no son nuevas. En abril de este año, unos cincuenta comerciantes le enviaron una carta donde le pedían que aclarara, entre otras cosas, por qué estaba entregando espacios para tramos a otras personas que no eran del sector de la Plaza Ana María, incumpliendo con el objetivo que se perseguía con la construcción del nuevo galerón.
Además le preguntaban: ¿Por qué sigue autorizando la ampliación y construcción de nuevas cantinas e instalación de casinos y tragamonedas? ¿Por qué no se respetan las jardineras y se les da a dueños de cantinas para ampliar sus negocios?
También le cuestionaban por qué Commema estaba destruyendo las áreas verdes, y por qué había autorizado que se cortara el árbol más grande de todo el mercado. Quién se benefició con tanta madera de árbol de guanacaste que salió en tres camiones, y por qué entregó más de cien metros cuadrados de acera para ampliar un negocio de venta de carros y motos en el sector de La Tiendona eran algunas de las inquietudes de los comerciantes, que Padilla nunca respondió hasta que fue destituido de su cargo por el alcalde Dionisio Marenco, luego de haber permitido que se construya un edificio en terrenos de la municipalidad, frente a la Jefatura Nacional de Tránsito.