Nacional

Cinco años arrasando bosques, agua y fauna

* Dentro de dos generaciones tendremos un país desolado, contaminado y con mucha pobreza, afirma procurador ambiental

Los bosques, áreas protegidas, el agua y la fauna fueron los recursos naturales más afectados durante el quinquenio 2000-2005, de acuerdo con las denuncias presentadas ante la Procuraduría Ambiental, señaló el procurador Lisandro D’León, durante la entrega del informe anual de esta entidad, realizada ayer.
El informe muestra también que las denuncias se han incrementado en casi un 200 por ciento durante los cinco años de gestión de la Procuraduría, y que a pesar de que la conciencia social sobre la importancia de los recursos va en aumento en la población, aún falta mucho por hacer, sobre todo en el Poder Judicial, donde los jueces carecen de formación en esa materia.
“El derecho ambiental es una materia sumamente nueva, y debemos crear conciencia no sólo a nivel de la población, sino a los que imparten justicia”, destacó D’León.
Doloroso futuro
Agregó que de continuar el rumbo que llevan las denuncias y el abuso contra el medio ambiente, el futuro para nuestro país es doloroso y preocupante.
“En el trabajo diario nos encontramos cara a cara con las afectaciones a la naturaleza, y podemos decir con toda autoridad moral que dentro de dos generaciones los habitantes de Nicaragua vivirán en un país desolado, contaminado y con mucha pobreza”, afirmó.
Una victoria
El medio ambiente se apuntó una victoria con la aprobación y publicación de la Ley Especial de Delitos contra el Ambiente y Recursos Naturales, porque las sanciones que se aplicaban hasta su aprobación eran únicamente administrativas, y había empresas con poder económico a las cuales se les aplicaban multas de hasta 50 mil córdobas, lo cual no era algo significativo.
Sin embargo, dijo el procurador D’León que ahora habrá cárcel para el gerente de la empresa, así como para el operario que realice una acción contaminante. Incluso los miembros de la Junta Directiva de la empresa serán sujetos de un proceso criminal, y las sanciones son hasta de ocho años de cárcel.
“Este próximo año 2006, gracias a la aprobación del segundo quinquenio del programa Padca-Danida, podemos dar seguimiento a las campañas de concienciación y de protección al medio ambiente. De entrada, este año trabajaremos de cerca con las Comisiones Ambientales Municipales para las ordenanzas municipales en materia ambiental, pero iremos también a los barrios de los municipios para crearle conciencia a la población”, destacó D’León.
Escalofriante
En referencia a los casos de extracción ilegal de madera denunciados por la Procuraduría Ambiental, el titular de esta entidad señaló que ellos cumplieron con su labor de denunciarla, y la Fiscalía será la que presente en su momento una acción penal.
“Tal como muestra el informe, todos los años el recurso más afectado ha sido el bosque. Si vemos cómo estaban los bosques de 1970 a la fecha, da escalofríos observar la forma en que se ha perdido la masa boscosa, lo peor es que hay que reconocer que la mafia maderera está bien organizada y tiene mucho profesionalismo y tecnicismo. Nosotros sólo somos ocho procuradores en todo el país, con pocos recursos para contrarrestar a este batallón de delincuentes forestales”, concluyó.