Nacional

Admiten la acusación contra Aníbal Zúñiga


El juez Suplente Octavo Penal de Audiencias, José Galeano, admitió la acusación que la Fiscalía presentó en contra del conservador Carlos Aníbal Zúñiga, quien fue señalado de hurto con abuso de confianza en perjuicio del pitcher de las grandes ligas, José Ariel Contreras Camejo, quien argumenta que su ex abogado supuestamente se quedó con casi millón de dólares de su propiedad.
Igualmente, el juez admitió todas las pruebas que la Fiscalía propuso para ir a juicio oral y público este dos de febrero de 2006, y le decretó medidas alternas a la prisión preventiva a Zúñiga, quien no podrá salir del país ni de su casa y tendrá que estarse presentando al juzgado periódicamente a firmar ficha de control.
El fiscal Armando Juárez esperaba que el juez diera lugar a la prisión preventiva que solicitó, bajo el argumento de que Zúñiga podría intentar evadir la justicia, tomando en cuenta que su esposa --quien también fue acusada junto a tres personas más por el mismo caso--, salió de Nicaragua rumbo a Costa Rica hace pocos días.
Juárez explicó que en los delitos de orden patrimonial rara vez la Fiscalía pide prisión, pero de manera excepcional lo hicieron en este caso, porque supuestamente Zúñiga ha estado obstruyendo la justicia mediante la destrucción de evidencias y ha tratado de convencer a testigos para que no declaren.
Nueva acusación
Sin embargo, el fiscal declinó dar mayores detalles al respecto bajo el argumento de que en las próximas semanas interpondrán la formal acusación contra Zúñiga por estos nuevos hechos.
Carlos Aníbal Zúñiga rechazó la denuncia de Juárez mostrando un legajo de documentos, donde se demuestra que él ha asistido a cada una de las citas que le hizo la Policía y Fiscalía como parte de las diligencias de investigación en los últimos seis meses.
Además, Zúñiga indicó que ha proporcionado a la Fiscalía todos los documentos que él tiene sobre el caso, pese a que quien posee la carga de la prueba en este asunto es la Fiscalía como parte acusadora.
El caso por el que el político conservador irá a juicio oral se remonta a 2002, cuando José Ariel contrató a Zúñiga para que le legalizara su estatus como residente temporal en Nicaragua, después de haber desertado de la selección cubana en México.
Cuando estaba en Nicaragua, el jugador consiguió un contrato millonario con un equipo de grandes ligas norteamericano por el cual debía enterar 469 mil dólares en impuestos a Nicaragua, dinero que señala entregó a Carlos Aníbal mediante un cheque que presuntamente nunca llegó a la Dirección General de Ingresos, según Juárez, quien señaló que tiene seis testigos y abundante prueba documental de todo.
Zúñiga rebatió tal argumento diciendo que todo “es un montaje espectacular” con ribetes políticos, porque si hubiese hurtado ese dinero, “¿vos creés que alguien va a esperar para acusarme dos años después?, porque eso supuestamente pasó en 2003”.
“Lo que pasa es que José Ariel vino a Nicaragua a reclamar porque le gané allá en Estados Unidos un juicio civil por un millón de dólares, sentencia que ya está en ejecución”, comentó finalmente Zúñiga, quien señaló que demostrará en juicio su no culpabilidad.