Nacional

Descaro y amenazas

* Los mismos mafiosos hacen presentar un escrito a novia-reo del narco, lleno de cínicos reclamos y graves imputaciones contra nuestra periodista Eloísa Ibarra * En el escrito hacen repetir a Leyla Bucardo que la captura fue en San Marcos, que todos los sancionados son inocentes y que el dinero “ya lo gastaron en cubrir los créditos que tenían pendientes como honrados comerciantes”

Redacción Central

Leyla Bucardo, en nombre propio y de su compañero, el colombiano Jorge Eliécer González Hernández y/o Luis Ángel González Largo, condenado por lavado de dinero, pidió a la Fiscalía que investigue de oficio a la periodista de EL NUEVO DIARIO, Eloísa Ibarra, y a la de La Prensa, Mirna Velásquez, por delito contra la administración de justicia.
González Hernández, capturado con 606,540 dólares junto a Bucardo, ha sido calificado por la Policía Nacional y la Fiscalía como un hombre peligroso que cumplió prisión por drogas en Panamá, lo que aparece en la sentencia condenatoria a diez años de prisión por lavado de dinero.
En un escrito presentado ayer ante la Fiscalía General de la República (FGR), Bucardo expresa: “Mi compañero y yo hemos llegado a la conclusión de que se trata de un montaje publicitario de dos periodistas de nombre Mirna Velásquez, de La Prensa y Eloísa Ibarra, de El Nuevo Diario, quienes han publicado estas falsas denuncias de sustracción de supuestos narcodólares a nivel nacional, lo cual constituye delito contra la administración de justicia, lo que deberá ser investigado de oficio por el Ministerio Público porque jamás se ha demostrado que nuestro dinero está vinculado al narcotráfico”.
“Los poderes del Estado de Nicaragua”, agrega, “no pueden estar supeditados a los falsos artículos periodísticos escritos por estas dos periodistas, quienes se aprovechan de la libertad de expresión que reina en nuestro país para tratar de denigrar, difamar y empañar la imagen del Poder Judicial, y tratar de influir en las decisiones de los jueces, magistrados y el Ministerio Público”.
Bucardo llegó acompañada del abogado Israel Zelaya, quien fue suspendido por cuatro años del ejercicio profesional por la Corte Suprema de Justicia, al confirmar su participación en la trama jurídica, cuyo final era la libertad de los reos y la liberación del dinero.
Antecedentes de otras amenazas
Ésta no es la primera vez que uno de los involucrados en la trama para robarse los 606 mil dólares, hace señalamientos contra Ibarra y Velásquez. El pasado 20 de octubre, la ex juez suplente Julissa Carolina Bonilla, en un escrito ante el Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial (Cnacj), dijo que éstas eran las más interesadas en el caso, emitiendo opiniones y auto arrogándose funciones que no les corresponden.
Bonilla cita la edición 9046 del diez de octubre de END, bajo el titular: “Jueza y notario tiene ubicuidad”, como una muestra, según ella, de la filtración de documentos y manipulación de la noticia.
En el caso de Ibarra, han existido constantes señalamientos del ex defensor público de Masaya, Carlos Mario Peña, quien un mes antes de ser destituido de su cargo, dijo en un medio que una vez que la Corte Suprema de Justicia lo librara de toda responsabilidad, la acusaría ante los tribunales.
Peña aparece en el vídeo de Banpro, cambiando junto a su hijo, Carlos Roberto Peña, el ex juez suplente Julio Morales, y Sergio Ramón Meléndez Aguilar, parte de los 606 mil dólares sacados de manera ilegal, según confirmó una sentencia de la CSJ dada a conocer el martes.
Asimismo, conocimos de una fuente que una Radio de Managua estaba iniciando una campaña de desprestigio contra Ibarra, con el respaldo de dos magistrados de la CSJ molestos por las publicaciones del caso. Esa campaña, según la fuente, fue suspendida por consejo de otros magistrados, pues carecía de todo fundamento.