Nacional

Feudo en mercados

* Los llaman “El Clan de los Chévez”, y tienen todos esos controles desde la Administración anterior * Un hermano del diputado Elías Chévez ve el negocio de los servicios públicos y parqueos, y una hermana hace y deshace en el “Israel Lewites” * Hay grita de los comerciantes contra esta última y demandan su destitución inmediata

Valeria Imhof

Manuel Chévez, hermano del diputado sandinista Elías Chévez, es la persona que renta los servicios higiénicos de los mercados “Roberto Huembes” y Oriental, mientras la hermana de ambos, María Chévez, ocupa la intendencia del mercado “Israel Lewites” desde la administración del ex alcalde Herty Lewites.
Los comerciantes los llaman “El Clan de los Chévez”, y aseguran que fueron impuestos por la cúpula del partido rojinegro a Lewites cuando éste fue electo alcalde.
“Todo esto es parte de la mafia que hay en los mercados, incluido el nepotismo de los Chévez”, dijo una fuente de Commema, que por temor a represalias solicitó el anonimato.
La fuente señaló que Elías Chévez no es el que cobra por los servicios, sino su hermano y “representante” Manuel Chévez. “Manuel es el que se entiende directamente con la administración”, dijo la fuente.
Detalló que Manuel Chévez arrienda los servicios higiénicos de los mercados “Huembes” y Oriental. “Tiene un contrato por quince años, el arriendo que los Chévez tienen es de los servicios higiénicos más viejos que tradicionalmente han existido en el mercado, incluyendo el de la terminal”, dijo la fuente.
Agregó que Chévez paga 15 mil córdobas al mes por todos los servicios higiénicos que arrienda en el “Huembes”, y recauda 1,200 córdobas por día por cada uno de ellos.
Ayer intentamos conocer la versión de Manuel Chévez, pero cuando lo fuimos a buscar a su bodega, ubicada debajo de la Intendencia del mercado y donde guarda los materiales de aseo para los inodoros y los baños, dos de sus trabajadores nos dijeron que no se encontraba y que no tenía horario fijo.
La fuente señaló que también Manuel Chévez renta el parqueo que está frente a la Jefatura Nacional de Tránsito y el Instituto Regulador de Transporte Municipal de Managua (Irtramma). “Muchas personas se cobijan con la bandera de Frente Sandinista para lucrarse, tenemos muchísimos de esos aquí en Nicaragua, se autodenominan sandinistas, pero se aprovechan de los cargos para chupar como el pulpo”, dijo el informante.
Lisiados de guerra
Mientras Chévez cobra cinco córdobas por ese parqueo, los lisiados de guerra que laboran en el cuido y parqueo del parqueo central del “Huembes”, apenas luchan con 300 córdobas quincenales para sobrevivir.
Adolfo Antonio Palma Castro, representante de la Organización Revolucionaria de Discapacitados (ORD), que aglutina a 35 miembros, dijo que el ex intendente del mercado “Huembes”, Francisco Padilla (despedido recientemente), les negó el cobro de tres córdobas, mientras le estaba dando a un particular un parqueo con el cobro exigido de cinco córdobas.
“Nosotros le solicitamos ese parqueo y él dijo que no podía porque era una recaudación de Commema, y como nosotros no pagábamos impuestos ni nada, nos dijo que no nos iba a dar nada, y hoy festejamos que se haya ido porque nos tenía contra la pared”, indicó Palma.
Señaló que el delegado del Distrito Cinco, Johnny Torres, tenía conocimiento de las “barbaridades” que hizo Padilla porque “los dos eran uña y carne”, así como con el diputado Elías Chévez.
Otra construcción en terrenos de la Alcaldía
Mientras tanto, otra construcción de grandes proporciones se levanta en un terreno de la Alcaldía, contiguo al negocio “El Gallo más Gallo”, en las inmediaciones del “Huembes”.
Daniel Membreño, director interino de la Intendencia del “Roberto Huembes”, dijo que no tenía conocimiento sobre el caso. “Vamos a revisar para solventar todo lo particular a eso”, declaró.
El terreno fue arrendado por Padilla a la señora Martha Ligia López Bolaños, quien pagó dos mil córdobas en concepto de mejoras. El abogado de la señora López, Johnny Manuel Murillo Pérez, explicó que el arriendo es por espacio de un año, y dijo que están construyendo un hospedaje, incluyendo un centro de conferencias y un restaurante.
El doctor Murillo mostró fotocopia de la inspección del Distrito Cinco de Commema con fecha del 19 de agosto de 2005, así como la constancia de matrícula extendida por el mismo Distrito. Según el contrato de arriendo, el valor del canon mensual a pagar por la renta del módulo, tramo o espacio es de 2,000 córdobas: 1,500 córdobas de arriendo y 500 córdobas por derecho de frente. “El terreno fue dado en arriendo con toda la documentación en regla”, dijo el abogado.
Más denuncias en el “Israel Lewites”
Por su parte, la Asociación de Comerciantes “Comandante Israel Lewites”, demandó la destitución de la gerente de este mercado, María Chévez, hermana del diputado Chévez.
Los comerciantes acusaron a la gerente de haber desmembrado el local de lo que fue la Escuela “Fidel Coloma”, ubicada en el centro de compras, para “venderla como tramo a parte de sus amigos” en contubernio con dos asociaciones ilegales.
“Nosotros solicitamos hacer ahí un CDI, pero ella arrendó esos tramos a personas allegadas con cánones de arriendo irrisorios, poniendo testaferros”, dijo Francisco Castillo, presidente de la Asociación y fundador del mercado.
Señalaron que María Chévez fue impuesta por su hermano, Elías Chévez, y que en el “Israel” manejan dos servicios higiénicos con testaferros.
“En todos los mercados está la familia Chévez haciendo y deshaciendo de todos los bienes de Commema”, dijo Castillo.
Los comerciantes indicaron que tienen más de 300 firmas que piden la destitución de la señora Chévez, y que pronto se la harán llegar al alcalde Dionisio Marenco. “Esta señora no resuelve absolutamente nada, la higiene es muy mala y no le ha interesado el mercado, sino sus propios beneficios”, manifestó por su parte Oscar Vargas Bustos, secretario de la organización.
Señaló que a un allegado le asignó 150 metros cuadrados de tramo, pero sólo le estaba cobrando 49, “beneficiándolo con más de cien metros”. “Las pruebas de estas denuncias están en Commema central”, indicó Vargas.
Los comerciantes mencionaron que María Chévez se atiene porque es hermana del diputado Elías Chévez. “Pasando incluso por las autoridades municipales ha vendido todos los lugares a su gusto y antojo, y hoy las personas que venden pólvora se encuentran en el penoso caso de que el próximo año las van quitar de ahí porque les metió un sinnúmero de negocios”, señalaron.
Los dirigentes de la Asociación aseguraron que cuando llegan a demandarle algo o a ponerle alguna queja, Chévez les contesta que ni “San Nicho la mueve de ahí, ni quien pongan como alcalde”.
“Nicho habla de las manos limpias, pero esta gente se las está dejando requetesucias, y se las están embarrando. Somos sandinistas y no queremos esa corrupción, porque con gente como ella no vamos a ganar las próximas elecciones”, dijo por su parte Franklin Maltez, fiscal de la Asociación de Comerciantes.
Chévez niega todo
La licenciada María Chévez negó todos los señalamientos y dijo que su cargo lo ganó por sus méritos profesionales.
“Soy licenciada en Economía, sacando una maestría en Gerencia Social que no permite hacer esas cosas porque sería antiética. Incluso, yo no entré a Commema como gerente general porque soy la fulana de tal, y si actúo mal nadie me va salvar porque Elías no se mete”, dijo.
Además, negó que se refiera al alcalde como “San Nicho”. “Yo respeto a mi jefe porque soy funcionaria pública”, respondió.
Chévez mostró documentación de los procedimientos que se siguieron para el traslado de la escuela “Fidel Coloma”, argumentando que fue movida porque los niños no tenían condiciones para recibir clases debido a que el espacio era pequeño y no tenían áreas de recreación. “El ministro de Educación decidió hacer el traslado a la Escuela “Fernando Gordillo” porque había espacio suficiente y ahí están los niños”, mencionó Chévez, quien señaló que incluso tiene reconocimientos de la Red Social por su apoyo a la educación.
La gerente del Mercado dijo que la Asociación de Comerciantes del “Israel Lewites” no pudo respaldar con documentos que había necesidad de un CDI en el sector. “No nos dieron ningún soporte, no nos dijeron quién iba a ser su financiador, y se fueron al Concejo a solicitarlo y no con la administración”, expresó Chévez.
Señaló que esas denuncias se deben a la “obsesión y necedad” de tres personas que no quieren que se les imponga el orden. “Los veo como un poco obsesivos a ellos conmigo, usted sabe que muchos de los comerciantes no tienen nivel educativo”, indicó Chévez.
La gerente señaló que al presidente de la Asociación, Oscar Vargas, se le cedió un espacio en el mercado en 2001, pero lo abandonó y nunca pagó el canon. Dijo que luego “tomamos su espacio para hacer un galerón, por lo que le reasignaron otros 20 metros cuadrados, pero tampoco pagó, y en 2005 pidió una ampliación a 40 metros cuadrados. Ese es el problema de fondo, el señor Vargas no tiene tramo, tiene una mora y tiene que pagarla, pero él se molestó y dijo que no iba a pagar nada”, dijo Chévez, quien retó a los dirigentes de la Asociación a que le presentes pruebas de estas denuncias.