Nacional

Hijos de héroe del 6% no pueden pagar universidad

* Ayer celebraron homenaje a caídos en defensa del presupuesto para el CNU

María Haydée Brenes

Un homenaje a los héroes y mártires que han defendido en diferentes épocas el derecho al estudio y la autonomía universitaria, fue realizado ayer por el Consejo Nacional de Universidades en las inmediaciones de la Asamblea Nacional.
Con ofrendas florales y discursos se enalteció el ejemplo de trabajadores y estudiantes como Jerónimo Urbina, Porfirio Ramos y Roberto González, asesinados durante las protestas por el 6% constitucional durante los últimos diez años.
La música de protesta que sonaba en el acto, hizo que las voces de las señoras Paulina Urbina Jarquín y Celia María Villarreal, madres de los trabajadores, se “quebraran” por la emoción, al evocar el recuerdo de la muerte de sus hijos una década después de que ambos partieran de sus casas muy temprano en la mañana, para no volver jamás.
“Él salió como a las cinco de la mañana a trabajar como todos los días, me levanté y le di la bendición. Jamás me imaginé que lo esperaba la muerte. A las cinco de la tarde a una nieta mía le dijeron que era muerto”, relata la señora Celia María Villarreal.
Sin embargo, en contradicción con el llamado que hicieron el ingeniero Telémaco Talavera, Presidente del CNU, y el presidente de UNEN, Jasser Martínez, en torno al “ejemplo que debe seguir la comunidad universitaria para que cada día más jóvenes pobres ingresen a las universidades en honor al sacrificio de los héroes”, los hijos de Jerónimo de 21 y 19 años --que eran unos niños cuando su padre murió-- se encuentran habitando en la comunidad Palos Negros, en Rivas, sin dinero para poder prematricularse en ninguna universidad estatal.
“Ellos no estudian porque no tienen capacidad económica para pagar, su papá quería que se prepararan porque él miraba cómo se superaban los muchachos en la universidad, pero después de que él murió, la universidad y el padre la universidad de Rivas siempre me han apoyado, pero los muchachos no tienen para estudiar”, dijo la señora Villarreal.
Al consultársele al presidente del CNU sobre esta declaración, expresó que las universidades están con sus puertas abiertas para que todos los que deseen ingresar lo hagan.