Nacional

Río verde, pero de contaminación

* Sobre explosión de algas y peligro para comunidades de las riberas * Kamilo Lara explica fenómeno y alerta sobre consumo de agua fecal

El setenta y siete por ciento de los cuerpos de agua de nuestro país presentan algún tipo de contaminación, declaró el ambientalista Kamilo Lara, de la Fundación para el Desarrollo Urbano y Rural (Fundesur).
Y es que en algunos casos la contaminación es notoria por la gran cantidad de algas que cubren las aguas, como ocurre en el río Tipitapa, donde la contaminación fue captada por el lente de nuestro reportero gráfico Óscar Cantarero desde una avioneta.
Según el ambientalista Kamilo Lara, la situación del río Tipitapa se explica como una sobre explosión de algas gracias a la cantidad de nitrato y fósforo que pulula en su superficie, lo cual se dio gracias a que el Lago de Managua drena en este afluente.
“Gracias al copioso invierno que hubo, el Lago drenó en el río y lo contaminó con heces y desechos de basura orgánica que alimentan las algas, las cuales se convierten en un problema porque provocan que el agua se evapore con más facilidad, y esto puede traer consigo una carencia de agua a los poblados cercanos, así como también afectar a la fauna acuática porque disminuye la cantidad de oxígeno que requieren para sobrevivir”, dijo Lara.
CUIDADO
Lara también llamó a la población de las riberas del río Tipitapa a solicitar al Ministerio de Salud y la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillados un estudio de calidad de agua para determinar la cantidad de coliformes fecales existentes después de este invierno.
“El río es la expresión superficial de un manto acuático, muchas personas en la zona rural aprovechan el agua de pozo para satisfacer sus necesidades, y se debe tomar en cuenta que si el río esta contaminado, obviamente, los pozos también presentaran contaminación, por lo que hago un llamado a tener mucho cuidado al momento de consumir esta agua”, destacó Lara.
Para citar un ejemplo --comentó Lara-- después del Mitch se encontró que en algunas zonas las personas estaban consumiendo agua con más del ciento por ciento de coliformes fecales, que la Organización Mundial de la Salud califica como permisibles para los humanos.
“Un análisis de la calidad de agua de los pozos, entonces, considero sería lo ideal”, concluyo Lara.