Nacional

Bólidos truncan vida de jóvenes valiosos

* Duelo en las familias Roiz-Sotomayor y Cantillano Álvarez * Involucrada una camioneta Prado que con personal del Canal 4 regresaba de la gira de Daniel Ortega a Rivas

Un terrible accidente que dejó como resultado dos personas muertas y dos heridos es la tragedia que enluta a dos familias: la del periodista William Roiz, quien perdió a su hijo menor en el lamentable hecho, y a los deudos de Ernesto José Cantillano.
El accidente se produjo la madrugada del domingo último, y en el mismo se vieron involucrados tres automóviles en los semáforos de la Centroamérica, en la Carretera a Masaya.
Carlos Alberto Roiz Sotomayor, de 29 años, y su acompañante Ernesto José Cantillano Álvarez, de 30 años, perecieron instantáneamente luego de ser impactados por dos vehículos que viajaban a exceso de velocidad y se cruzaron la luz roja.
La información preliminar que tiene la Policía del Distrito Cinco, indica que el carro azul, placas M 018-855, conducido por Alejandro Norori Castellón, de 30 años, que circulaba de sur a norte, impactó contra el costado izquierdo al Toyota, gris, placas 228-207 --donde viajaban Roiz y Cantillano y circulaba de norte a sur e iba a girar hacia el este-- quedando cruzado en medio de la carretera; luego la Toyota Prado, placas 221-402 conducido por Ervin González Rivera, de 30 años, lo colisionó en la parte delantera del costado derecho.
Los dos vehículos causantes de la tragedia surgieron como bólidos a más de 120 kilómetros por hora.
“El Tránsito está realizando las investigaciones correspondientes para emitir una información correcta de lo que provocó el lamentable accidente, donde hubo muertos y heridos”, dijo el capitán Juan Ruiz, jefe de Información y Análisis del Distrito Cinco, pese a que según la familia Roiz, el policía que indagaba el caso actuó con prepotencia y demostró menosprecio por el dolor de la familia de los muertos.
Por su parte el hermano de Carlos Alberto, William Roiz, hijo, dijo que hay testigos que manifestaron que el carro que conducía su hermano arrancó con la luz en verde, y el exceso de velocidad a que circulaban los otros dos vehículos provocó la tragedia.
¿Competían en la carretera?
“Lo que la gente vio y cree es que esos dos vehículos venían compitiendo a alta velocidad. Al llegar a la Policía me encontré que los que iban en la camioneta Prado eran periodistas del Canal 4, y José Miguel me dice que el Corolla iba a 160 kilómetros por hora y que los había rebasado… significa que la Prado iba muy pegado a esa velocidad y es la que da el golpe mortal”, dijo Roiz.
A sus 29 años, Carlos Alberto Roiz, era un joven realizado, felizmente casado, padre de una niña de cinco años, y a punto de ser papá por segunda vez de un varoncito.
“Era un muchacho increíble, los 29 años que vivió, los disfrutó a plenitud, fue incansable para trabajar, luchador, emprendedor era el más pequeño de la familia, era la alegría, era muy responsable, era mi hijo… no alcanzó a darme la noticia que por fin tendría un nieto de mis hijos varones”, dijo entre sollozos el periodista William Roiz.
Cabe decir que Roiz padre se enteró de la terrible noticia por un amigo, que fue espantoso para él saber que a uno de tus hijos de repente se le trunca la vida, con muchos sueños y aspiraciones, pues a su edad ya tenía casa propia, dos tiendas, ya que le gustaba el comercio, y le faltaban pocas clases para graduarse de administrador de empresas. “El Señor se lo llevó”, dijo. En el accidente hay un testigo clave y es el vigilante de la gasolinera, quien asegura que vio todo y afirma que el semáforo estaba en verde cuando Carlos Alberto arrancó y que dos bólidos le impactaron.
Carlos Alberto Roiz Sotomayor trabajaba para Sherwin Williams. Sus honras fúnebres se hicieron en la Funeraria Reñazco, de donde saldría hoy por la mañana hacia el Cementerio Occidental.
¿Prado de la caravana de Ortega?
Don William Roiz manifestó que al parecer la Prado pertenece al comandante Daniel Ortega o al Canal 4, y que al momento del accidente huyeron del lugar y luego se presentaron otras personas, pero será la investigación que realice la Policía la que corroborará la información.
“No estoy seguro… que hay que investigar, porque no me parece que alguien que arrolla a otra persona de forma tan salvaje se vaya del lugar del accidente, y luego apareció un periodista y un camarógrafo… Si no les pasó nada, ¿por qué no filmaron de inmediato?”, señaló Roiz.
Hay otra duda que deberá ser aclarada por la Policía de la Quinta Delegación, y es que no les tomaron la prueba de alcoholímetro a las personas que viajaban en los dos carros que provocaron la tragedia.
Las otras dos personas lesionadas son Alejandro Norori Castellón, conductor del auto M 018-855 y su acompañante Alicia Leonor Estrada Rivera, quienes fueron trasladados a Hospital “Roberto Calderón”, pero luego fueron llevados a un hospital privado.
EL NUEVO DIARIO presenta sus más sentidas condolencias a las familias Roiz-Sotomayor y Cantillano Álvarez.