Nacional

Fracasan pláticas con médicos

*** Cuando todo hacía indicar que huelga finalizaría y retornaría normalidad a hospitales, vino el colapso *** Galenos volvieron a su posición inicial y ministra Gurdián dejó claro que gobierno endurecerá posición “ante intransigencia”

Lucía Navas

Las negociaciones entre la Federación Médica y el gobierno fracasaron estrepitosamente anoche tras 12 horas de duros debates, debido a que cuando todo auguraba un final feliz, el dirigente médico Elio Artola se echó para atrás argumentando que el gobierno no quiere darles un incremento mayor al 15%.
Todo hacía indicar que la huelga finalizaría ayer y que los médicos aceptarían el 15% y otros beneficios como seguro médico, vivienda y libre introducción de instrumental médico y quirúrgico, cuando de repente lo que parecía inminente se derrumbó en menos de un minuto.
Las risas se congelaron, y tanto los dirigentes médicos como los negociadores del gobierno pasaron a los gritos y amenazas. La ministra de Salud, Margarita Gurdián, tildó de intransigentes a los galenos, y anunció que a partir de hoy empezará el proceso para declarar ilegal la huelga.
Las razones para el descalabro se ignoran en detalle, aunque no dejó de llamar la atención el hecho de que el Dr. Elio Artola, principal dirigente del gremio médico en huelga, discutiera hasta con sus asesores que parecían no comprender la decisión de última hora de su cliente.
“Aquí somos los médicos los que decidimos si continuamos o no en huelga”, dijo Artola visiblemente enojado a sus asesores.
Y la huelga, en efecto, continúa con posiciones más duras que las que antecedieron a esta reunión, debido a que la ministra Gurdián dejó claro que no permitirán que la población siga pagando las consecuencias de la negativa de atención en las unidades asistenciales.
La ministra Margarita Gurdián visiblemente molesta, dijo que los dirigentes del gremio médico tienen una “posición intransigente”, a pesar de que está en juego la vida de miles de personas que demandan ser atendidas. “No se ha podido llegar a un acuerdo a pesar que en el Gobierno hemos sido muy flexibles buscando una serie de beneficios adicionales”, precisó.
Cuando enfrentó a los periodistas, el Dr. Artola mantuvo el argumento de que el gobierno sigue aferrándose a no darles más del 15%, pese a que todo el mundo estaba claro de que ese punto ya había sido superado y que estuvieron a punto de firmar los acuerdos.
La Iglesia Católica por medio de monseñor Eddy Montenegro, intentó ayer mediar en la Casa Presidencial, pidiendo a la dirigencia médica un “gesto de buena voluntad” en retribución de la misma demostración que hacía el Gobierno, en ceder a darles otros beneficios y no declarar ilegal la huelga, pero lo más importante, que se pensara en “calmar el sufrimiento” de la población de escasos recursos que es la que acude a los hospitales públicos.
También intervino por la mañana el diputado liberal y miembro de la Comisión Económica, Noel Ramírez, pero éste se retiró al mediodía, sin que se hubiese llegado a un consenso.
Fetsalud había desconocido acuerdos
Cuando parecía que el gobierno y los médicos se pondrían de acuerdo, el secretario general de Fetsalud, Gustavo Porras, hizo público que desconocerían cualquier arreglo, y que vendrían con todos los fierros en enero.
“Nosotros no vendemos nuestros principios por un plato de lentejas, y eso significa que no aceptamos menos de que se asignen 400 millones de córdobas para incrementos salariales para todos los trabajadores en un mismo porcentaje”, expresó Porras.