Nacional

Urge frenar xenofobia contra nicaragüenses

*** “Hay síntomas de que problema se puede agravar”, señala

Vladimir López

El ex vicecanciller Víctor Hugo Tinoco sugiere a los gobiernos de Nicaragua y Costa Rica la creación, con carácter de urgencia, de una Comisión Permanente Mixta para analizar los problemas migratorios de los nicas en suelo tico, y buscar mecanismos ágiles que frenen la xenofobia que se agudiza de manera peligrosa en ambos países.
“Es urgente y necesario normalizar las relaciones y evitar que continúen los roces, porque en este conflicto de Nicaragua con Costa Rica, nadie gana, todos perdemos”, expresó.
Considera que los nicaragüenses que se encuentran en Costa Rica necesitan del trabajo, pero que también el trabajo de los nicas es muy importante para el fortalecimiento de la economía costarricense.
Tinoco sostuvo que la relación entre Nicaragua y Costa Rica es compleja, porque hay una historia de diferencias en torno al río San Juan por el asunto de la navegación armada, y las posibilidades reales de crear un canal interoceánico por el apetecido caudal.
Agrega que desde hace unos seis o siete años se agrega el fenómeno de la migración masiva de nicas a Costa Rica, lo que vino a crear un nuevo vínculo que puede ser fraterno, pero también conflictivo.
Ya hay generación de ticos-nicas
Explicó que en Costa Rica hay una generación nueva de ticos, hijos de nicaragüenses, que están viviendo un fenómeno sociológico por el asunto de la identidad, y obviamente ellos son los que sufren más cuando se agudizan los conflictos.
Precisó que esos equipos permanentes de ambos gobiernos deben analizar los principales problemas migratorios, económicos, demográficos y la violación a los derechos humanos, con el claro objetivo de detectar los principales roces y frenar la ola xenófoba que nos aqueja, porque de continuar así ninguno de los países sale beneficiado.
“El trabajo de esos equipos debe ser con independencia del río San Juan, porque ese caso se encuentra en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, y de ese órgano jurisdiccional deberá salir una sentencia clara, por supuesto a favor de Nicaragua que tiene el sumo imperio sobre ese caudal”, expresó.
Añadió que el problema migratorio es complejo para los dos pueblos y los dos gobiernos, y por eso es que se deben hacer todos los esfuerzos posibles para evitar la agudización del conflicto que ya tiene fuertes síntomas de que se puede agravar.