Nacional

Fiscal aboga por cúpula2 del PLC

* No apelará de lo resuelto a favor del bolañismo

Eloisa Ibarra

El fiscal general de la República, Julio Centeno Gómez, dijo que no apelarán de la sentencia dictada por el Juez Primero de Distrito del Crimen, David Rojas, a favor de los funcionarios del gobierno procesados por delito electoral.
Centeno dijo que solicitarán al juez una sentencia igual para los demás procesados en el caso, o sea para los liberales arnoldistas, porque éstos tienen igual o menor compromiso en el asunto y por razones de justicia deberían ser sobreseídos.
Explicó que, aunque la Fiscalía denunció los hechos, han cambiado de posición al observar semejante potestad discrecional del juez, al decidir que no existe responsabilidad para las personas que realmente manejaron la campaña electoral de 2001 y el dinero que ingresaba para financiarla.
Por un principio elemental de justicia el juez debe sobreseer a los pobres activistas que no recibieron esas cantidades de dinero, dijo Centeno Gómez.
Centeno declinó comentar el por qué el juez Rojas dividió la continencia de la causa, al dictar sentencia interlocutoria sólo para una parte de los procesados y continuar la causa para el resto, cuando todos fueron denunciados el mismo día y por los mismos hechos por la Fiscalía.
“Mi posición de fiscal la tengo, pero no voy a externar esas cosas, pero le asiste una gran razón lógica jurídica”, respondió escuetamente Centeno.
Rojas sobreseyó definitivamente a los ministros: Julio Vega Pasquier, de Gobernación; Miguel Ángel García, de Educación Cultura y Deportes, y Arturo Harding, de Recursos Naturales y el Ambiente.
A los viceministros: Mario Salvo, Agropecurio y Forestal; Fausto Carcabelos, de Hacienda y Crédito Público; a la directora del Fondo de Garantía de Depósitos; Leonardo Somarriba; Alejandro Ríos; David Robleto, ex ministro de la Administración Alemán, y la ex ministra de Salud, Mariángeles Argüello.
El juez dejó abierta la causa para los miembros del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), del ala arnoldista, incluyendo al ex presidente Arnoldo Alemán, quien ya fue condenado por delito electoral.
Alemán fue sentenciado a prisión el 21 de diciembre de 2002 por fraude, malversación de caudales públicos, peculado, asociación e instigación para delinquir, lavado de dinero y/o activos provenientes de actividades ilícitas y delito electoral, en perjuicio del Estado y la sociedad nicaragüense.
En esa sentencia, la entonces jueza Juana Méndez dijo que existía evidencia del traslado de fondos del banco de China-Taiwan y de entes del Estado, en varias transferencias a favor de la Fundación Democrática Nicaragüense (FDN) y de esta al PLC, sin haber abierto cuenta como organización política.