Nacional

Sobreseimientos sólo al bolañismo

*** Alemán y cúpula del PLC quedan con juicio abierto, que además de fraude y malversación puede incluir lavado de dinero *** Al parecer, esta sentencia “cantada” el día de la Purísima tendrá sus efectos en la conformación de la nueva directiva del Parlamento

Eloisa Ibarra

En medio de la algarabía de la “Gritería” y en consonancia con la nueva relación entre el presidente Enrique Bolaños y el FSLN, el juez Primero de Distrito del Crimen, David Rojas, sobreseyó definitivamente a los funcionarios de gobierno procesados por los llamados delitos electorales.
La sentencia a favor de los funcionarios de gobierno, podría ser parte de los arreglos de cara a la conformación de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, pues Rojas dejó abierto el proceso contra el ex presidente Arnoldo Alemán y la cúpula PLC, que pueden ser procesados por fraude, malversación y hasta lavado.
Recientemente, la Asamblea Nacional rechazó la solicitud para levantar la inmunidad a Bolaños, denunciado por delito electoral por la Fiscalía General de la República.
Bolaños, su equipo de campaña en 2001, Alemán y su cúpula del PLC, fueron denunciados por violar la Ley Electoral al ocultar que recibieron fondos producto de actos ilícitos, incluido lavado de dinero, para financiar la campaña política del partido.
Aunque no fue posible conocer detalles de la sentencia, una fuente cercana al caso reveló que en la parte medular, el juez Rojas establece que no se logró demostrar el cuerpo del delito ni la delincuencia contra los funcionarios de la Administración de Bolaños.
Los sobreseídos definitivamente fueron: Miguel Ángel García, Ministro de Educación, Cultura y Deportes; Julio Vega, Ministro de Gobernación; Vilma Rosa León-York, Viceministra de Educación; Arturo Harding, Ministro de Recursos Naturales y el Ambiente; Fausto Carcabelos, viceministro de Harding; Leonardo Somarriba; Mario Salvo; Alejandro Ríos y Delia María Bermúdez.
Incluye también a David Robleto y Mariángeles Argüello, la ex ministra de Salud que autorizó la salida de medicinas de las bodegas que luego eran entregadas a sectores de la población que buscaba ayuda médica en la clínica del PLC, y la alianza PLC-CCN-PRN en la campaña electoral.
Según la denuncia de la Fiscalía, se trasladaron fondos del erario a las cuentas 159480100 y 001510001794 de la Fundación Democrática Nicaragüense (FDN), en los bancos Dresnerd Bank y Banco Aliado de Panamá, los que luego eran transferidos por diferentes vías a la alianza PLC-CCN-PRN para financiar su campaña electoral.
Otros fondos prohibidos
En las diligencias de la causa por lavado de dinero contra Byron Jerez y Alemán, rolan documentos donde se refleja que la FDN también recibió hasta un millón cien mil dólares provenientes de China Taiwan y Chicago.
Carcabelos era firma libradora en las cuentas 0015001113 y 0019000963 que se abrieron en mayo de 2001 a nombre de Miguel Ángel García, Casa de Campaña PLC 2001. Con él eran firmas libradoras: Arturo Harding, Vilma Rosa León-York, Julio Vegas Pasquier y Delia Marina Bermúdez.
A nombre de García --administrador de la precampaña y campaña de Bolaños-- se abrieron dos cuentas para manejar el dinero.
Salvo formó parte del Comité de Finanzas de la campaña electoral de Bolaños, junto a Leonardo Somarriba y Roberto Vassalli, quienes se encargaban de recaudar dinero entre todas las personas que apoyaban al candidato.
De acuerdo con la denuncia, Salvo Horvilleur, miembro del Comité de Finanzas de la alianza, era firma libradora junto a Leonardo Somarriba de la cuenta 34481010058627, abierta en el Saint George Bank, cuyos cheques eran avalados en Nicaragua por el Banpro.
En estas cuentas se recibían donaciones que luego eran trasladadas al Banco Caley Dagnall y depositadas en la cuenta 0019000963, perteneciente a Miguel Ángel García, Casa de Campaña PLC 2001.
Dinero de las zonas francas
En la acusación indican que las empresas de la Zona Franca donaron a la campaña de la alianza PLC-CCN-PRN, unos cuatro millones de dólares. Sólo la empresa Jane Day S.A., envió un cheque a la FDN el 18 de agosto de 2001 por 2.9 millones de dólares.
Precisa la denuncia que el dinero que el ex ministro de Hacienda y Crédito Público, Esteban Duquestrada (prófugo de la justicia), autorizó que se transfiriera de la Tesorería General de la República (TGR) a Industrias Andinas de Desarrollo S.A., donde Jerez es accionista, luego se distribuía para gastos de la campaña electoral.
La Fiscalía denunció en calidad de encubridores a los miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PLC: Arnoldo Alemán Lacayo, Jorge Castillo, Luis Benavides, René Herrera, Jamileth Bonilla, Noel Ramírez, Fabio Gadea Mantilla, Leopoldo Navarro, Jaime Cuadra Somarriba y Wilfredo Navarro.
En calidad de cómplices a: Mauricio Pallais, Noel Antonio Sáenz, Augusto Adrián Valle, David Lovo y José Alejandro Ríos Castellón.
También denunció a Harding, Carcabelos, Vega, León-York y Bermúdez por ser firmas libradoras de las cuentas corrientes en dólares, abiertas en el Banco Caley Dagnall el 10 de mayo de 2001 a nombre de Miguel Ángel García, casa de campaña PLC 2001.
Durante el proceso, como una medida de protección legal, Bolaños cambió a cargos que conllevan inmunidad a Julio Vega, Fausto Carcabelos, Vilma Rosa León-York y Miguel Ángel García.
Recientemente, ante la decisión del juez Rojas de llamarlos a declarar como indagados, el presidente Bolaños, los envió a denunciar el hecho ante organismos internacionales.
Semanas después, a raíz de los acuerdos entre Bolaños y el FSLN, materializados en la Ley Marco, Rojas, a petición de la Fiscalía y la Procuraduría, cambió de indagados a testigos a Vega, León-York, Carcabelos y García.
Sobreseídos sólo los del gobierno
La Fiscalía, que denunció a las 30 personas, pidió que todos los demás procesados fuesen tenidos también como testigos, con lo cual no quedaba ninguno en calidad de procesado, pero Rojas sólo sobreseyó a los funcionarios de gobierno.
Según la denuncia, Bolaños en época preelectoral participó en las reuniones del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PLC, en su calidad de candidato presidencial de la alianza PLC-CCN–PRN, y sabía de la existencia de la FDN y del dinero que ésta remitía por intermedio del PLC a la alianza, el que luego era utilizado para sufragar gastos de la campaña electoral.
Igualmente, manejaba diferentes cuentas corrientes en bancos nacionales y extranjeros donde se recibían los dineros lavados, utilizados luego para gastos de la campaña electoral.
La FND la integran: Alemán, María Dolores Alemán, Jerez y Alfredo Fernández, ex asistente de Alemán. La FND, según la Procuraduría y la sentencia de la jueza Méndez, era alimentada con fondos estatales lavados a través de distintas sociedades anónimas en Nicaragua y el extranjero.
Rizo y las medicinas
En el caso de Rizo, la denuncia precisa que era conocedor del financiamiento que la FDN daba a la campaña electoral de 2001, pues en su calidad de candidato a la vicepresidencia, y como Presidente honorario del PLC, participó de reuniones del CEN aprobando diferentes entregas de dinero provenientes de la FDN a favor de la alianza PLC-CCN-PRN, y a diferentes personas vinculadas con la campaña.
Rizo conocía desde 1995 la existencia de la FDN, además de recibir cantidades de dinero de ésta para las diferentes campañas, pues el 9 de noviembre de 1995 y el 24 de octubre de 2000, recibió los cheques 130 y 35 por cinco mil y 8 mil 25 dólares, respectivamente.
La denuncia abarcaba lo relacionado con la utilización de medicinas del Ministerio de Salud en la campaña electoral, con una foto de Bolaños.