Nacional

Cenidh respalda a corresponsal de END


Previendo que son autoridades municipales, capaces de realizar cualquier otra acción en contra de Leoncio Vanegas, corresponsal de EL NUEVO DIARIO en Nueva Segovia, el director ejecutivo del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos, Bayardo Izabá, expresó ayer que investigarán los hechos a fondo.
“Vamos a hacer las investigaciones respectivas para conocer a fondo el caso y resolverlo de la mejor manera”, dijo Izabá. Vanegas fue agredido el martes por el concejal del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Orlando Morales, señalado de haber favorecido a algunos parientes de su esposa y allegados políticos con la autorización de 62 concesiones de taxis que en mayo pasado aprobó el Concejo de Ocotal.
El concejal liberal llamó “delincuente de la información” al corresponsal de EL NUEVO DIARIO, cuando éste llegó a una sesión ordinaria del Concejo, a buscar reacciones de los concejales aludidos en la repartición de concesiones, ya que no habían querido hablar sobre el tema.
También el corresponsal fue declarado “non grato” en ese lugar por el mismo concejal, y ninguno de los demás miembros del Concejo hizo objeción, al contrario, unos se burlaron de los improperios, mientras otros optaron por llamarle la atención al periodista que andaba haciendo su trabajo.
Por esa razón, el colega Leoncio Vanegas dirigió ayer una carta a Marciano Berríos, Alcalde de Ocotal, para que aclare si las actuaciones del concejal liberal gozan del respaldo de todo el Concejo.
“Sr. Alcalde, tales improperios me fueron proferidos por el Sr. Morales en presencia de los demás miembros de ese Concejo, incluso, para algunos fue causa de risa. Tampoco ningún concejal objetó tales insultos, por lo que me hace suponer que dicho concejal expresó el criterio de todo el Concejo que Ud. Preside”, dice la misiva en su parte central.
Luego, Vanegas le recuerda al edil que en las Reformas e Incorporaciones de la Ley de Municipios, leyes 40 y 261, está claramente establecido que las sesiones del Concejo son públicas, lo que implica que todos los ciudadanos de este municipio pueden asistir para observar las discusiones de los concejales.
El alcalde es el único facultado para proceder, en casos extremos, a expulsar al ciudadano que por cualquier causa impida el normal desarrollo de la sesión.
“Pero en todo caso yo no infringí tal precepto, porque esperé el receso para realizar mis labores. Tampoco se conoció si durante la reanudación de la sesión, Ud. como presidente del Concejo llamó la atención al Sr. Morales por usurparle una facultad que corresponde únicamente a su autoridad, tampoco por la agresión verbal de que fui objeto”, se lee en la carta.
Finalmente, Vanegas solicita “que mediante una resolución votada por este órgano, los concejales determinen una posición frente al comportamiento agresivo del Sr. Morales y su declaratoria de non grato contra mi persona”. Esta solicitud será presentada igualmente ante el Concejo el próximo lunes.