Nacional

Fervor mariano en todo el país

* Aparte de los gofios, cañas, caramelos, canastitas y demás, población pidió por la paz y porque situación económica mejore

granada
Miles de católicos granadinos demostraron su gran expresión de fe a su Patrona, la Santísima Virgen de la Concepción de María, la que celebraron con gran jolgorio por las calles de los barrios de esta ciudad.
En diferentes partes del país, los devotos pidieron a la Virgen María que las cosas mejores en Nicaragua para que no nos sigan matando en Costa Rica.
Los novenarios y las procesiones fueron un acontecimiento muy positivo de la fe mariana que perdura en centenares de creyentes católicos que gritaron el tradicional: “¿Quién causa con tanta Alegría?”
Las familias católicas que tenían sus imágenes de la Purísima las colocaron en un altar frente a sus casas para festejarla. La crisis económica no fue ningún obstáculo para la celebración de la “Gritería” en los hogares granadinos, aseguró doña María Sevilla, de 72 años.
“Aquí las fiestas son muy alegres porque hacen que las familias se unas en sus hogares, y los que tienen la imagen de la Purísima la sacan frente a sus casas para regalarle cosas a los niños y adultos que cantan”, dijo Juana Jessica.
Cuatro quemados
Este fervor de fe a la Santísima Virgen de Concepción que tienen los granadinos, fue exaltado por el obispo de la Diócesis de Granada, monseñor Bernardo Hombach, quien fue crítico con algunos mayordomos y gente que abusó del derroche de pólvora, producto de lo cual hubo cuatro quemados.
“Voy a poner el orden en todo esto en estas fechas de Navidad y Año Nuevo, pues no dejan ningún resultado, sino más bien desgracia y dolor en las familias granadinas”, afirmó el alto dignatario de la Iglesia Católica.
Agregó que la pólvora nada tiene que ver con la tradición, aclarando que lo que quiere es cambiar los abusos de los que queman pólvora cerca de donde hay multitudes de personas participando de las fiestas marianas.
Monseñor Hombach hizo un llamado a las familias granadinas a unirse en paz y ayudarse mutuamente en esta oportunidad tan linda de las fiestas de Navidad, cuando nace el Niño Jesús, y es Año Nuevo. “Que el Señor bendiga a todo nuestro pueblo de Granada y que el Niño Dios dé esa paz que tanto anhelamos todos los nicaragüenses”, dijo.
En Chinandega
Con derroche de pólvora a las seis de la mañana, doce del medio día y seis de la tarde, cánticos y la repartición de la tradicional “gorra”, miles de chinandeganos y viejanos se volcaron a las calles para celebrar la “Gritería”, el 7 de diciembre.
El sofocante calor y la emanación esporádica de ceniza del majestuoso volcán San Cristóbal, no detuvo a los marianos que a todo pulmón gritaron: “¿Quién causa tanta alegría?” “¡La Concepción de María!”
Vistosos altares --grandes y pequeños-- sobresalían en barrios y comarcas de Chinandega, Chichigalpa, El Viejo, Corinto, Somotillo, Morazán y Posoltega, entre otros municipios de este departamento, donde el amor a la Virgen María es imperecedero.
Rosa Amelia Plazaola dijo que participó en la “Gritería” con devoción, no sólo por conseguir la “gorra”.

Para que no sigamos muriendo en Costa Rica
Por su parte, la enfermera Teresa Hernández rogó a la imagen de la Inmaculada Concepción de María por la salud de los enfermos, los prisioneros, por la paz, y para que haya trabajo para que los nicaragüenses no tengan que salir a morir a Costa Rica.
Justo Romero, sacristán del Santuario Nacional Mariano de El Viejo, dijo a EL NUEVO DIARIO que a las 12 del medio día del 7 de diciembre, dio un repique prolongado durante 15 minutos, invitando a participar en la “Gritería”.
La devota Margarita Blanco Núñez manifestó que tiene 40 años de celebrar la fiesta mariana, y en la ciudad de El Viejo se instalan más de mil altares a la imagen de la Virgen María.
“En todos dan ‘gorra’, y en algunos reparten nacatamales y arroz relleno, es alegrísimo”, dijo, y anunció para las 10 de la mañana de hoy --8 de Diciembre-- la misa de función, a las 4 de la tarde misa en la Basílica Menor de El Viejo, y posteriormente la procesión que entra a las 9 de la noche al templo.
Ahuizotes en El Viejo
Wenceslao Quiñónez, viejano residente en Masaya, llega junto a los ahuizotes todos los 7 de diciembre a El Viejo para pagar una promesa a la Virgen María.
“Cuando se dio la guerra de liberación en el 79 me iban a matar, pero la virgencita me salvó la vida y le prometí venir todos los años a recorrer las calles de mi pueblo natal”, afirmó, y espera que algún descendiente siga su devoción.
Alegría en Carazo
Miles de gargantas cantaron y rezaron a la Purísima en Carazo. Desde las seis de la tarde, después del rezo del Ángelus, tras el repicar de campanas y el estallido de bombas y cohetes, jóvenes, niños y adultos se lanzaron a las calles para la visita a los altares que estuvieron confeccionados con luces de colores, respaldos celestes y azul cielo, y flores naturales como pascua, madroño, pastoras, sardinillo y otras.
En cada altar los anfitriones ofrecieron gofios, caramelos, ayote en miel, nancites encurtidos, espumillas, caña de azúcar, limones dulces, bananos y hasta alimentos crudos y cocidos.
La Policía, por su parte, desplegó a no menos de 200 efectivos que patrullaron una a una las ciudades de Carazo, sin que hasta el cierre de nuestra edición se reportaran hechos que lamentar, lo que permitió que los católicos cantaran y rezaran a la virgen suplicando este año que las cosas cambien en el país, y que haya empleo y bonanza económica para que espiritual y materialmente el pueblo nicaragüense mejore.
Estelí vigilado
Más de trescientos efectivos, entre fuerzas profesionales y cooperantes, desplegó la Policía en los seis municipios que conforman este departamento a fin de asegurar la realización de la “Gritería”.
Las autoridades policiales encabezadas por los comisionados Leonardo Vanegas Berríos y Erlinda Castillo Chévez, advirtieron que aplicarán mano dura a todos los que porten armas de fuego, y mucho peor si las disparan.
Explicaron que a quienes violenten las disposiciones emitidas por la institución de seguridad pública, les aplicarán los rigores de la Ley 510 (Ley de Armas).
En cada uno de los seis municipios la Policía aplicó desde el seis de diciembre todo lo relacionado al Plan María, destinado a garantizar las actividades de la “Gritería”.
El seis de diciembre, inclusive, la Policía ejecutó un Plan Especial en al menos 25 barrios ubicados en la zona noreste de la ciudad de Estelí, el cual estuvo encaminado a prevenir y enfrentar las alteraciones al orden público que como siempre ejecutaban para estas fechas los grupos juveniles.
(Con la colaboración de Róger Olivas, Alberto Cano y Máximo Rugama)