Nacional

Libre presunto linchador de nica


Corresponsal Costa Rica
El principal sospechoso de haber asesinado a puñaladas al nicaragüense José Ariel Silva Urbina y de lesionar a Francisco José Angulo García y Antonio Martínez Urbina, fue puesto en libertad condicional a pesar de que varios testigos del hecho corroboraron que fue partícipe directo del delito.
Al costarricense Arguedas Calderón, de 38 años, el Juzgado Penal de Alajuela le dictó sólo algunas medidas cautelares, entre ellas que deberá firmar cada mes en la Fiscalía de Alajuela, mantener un domicilio fijo, no tener contacto con testigos y ofendidos. Asimismo, la oficina de Prensa del Poder Judicial, informó que la Fiscalía investiga al tico por homicidio simple y dos tentativas de homicidio.
Mientras que la detención de un segundo individuo y de las personas que colaboraron con la agresión en contra de los nicaragüenses (en total cinco), no ha sido aclarada oficialmente.
Hay que destacar que una fuente de la Embajada de Nicaragua, que ha tenido acceso a los connacionales que se encuentran hospitalizados, constató que en el linchamiento no participó sólo un costarricense, sino un grupo, el que a pedradas e insultos la arremetió contra los pinoleros cuando salieron del bar.
El funcionario indicó que los heridos le manifestaron que una vez inició el reclamo a los ticos por los chistes y los insultos, se armó una fuerte discusión en el interior del bar Los Espejos, por lo que el dueño del local optó por cerrarlo, y que fue ahí cuando empezaron las agresiones físicas y la tiradera de piedras.
Había otro grupo
Añadió que cuando salieron, otro grupo ya los estaba esperando, por lo que decidieron empezar a correr y huir. El resto de la historia es la misma, es decir, unos tipos en un carro negro los agredieron con puñales mientras el otro grupo de personas les tiraba piedras.
Según versiones de unos vecinos que omitieron su identidad, los tipos del carro son personas ampliamente conocidas por cometer algunas fechorías en La Guácima, razón por la cual los testigos no querían declarar en su contra por temor a futuras represalias; hay hasta quienes dicen que uno de ellos habló vía celular a un grupo de pandilleros para que esperaran a los nicas fuera del bar. Sin embargo, habrá que esperar la culminación de las investigaciones que realizan las autoridades pertinentes.
La fuente de la Embajada confirmó que los dos nicaragüenses hospitalizados (José Angulo García y Antonio Martínez Urbina) están restableciéndose, aunque dijo preocuparle la salud de Angulo García, pues presenta una perforación en uno de los pulmones, además de varias heridas y golpes. Él se encuentra en el hospital de Alajuela.
En el caso Martínez Urbina, a pesar de que recibió una importante herida en el abdomen, que le provocó que las vísceras le quedaran expuestas, su recuperación es satisfactoria. El doctor que lo atendió en el hospital México indicó que sólo presentaba algunas laceraciones en el intestino delgado, pero que no hubo perforación del órgano.
No han podido hablar
Hasta el momento ha sido infructuoso obtener declaraciones de los nicaragüenses heridos, en vista de que las autoridades médicas han dicho que no es el momento oportuno por el estado de recuperación en que se encuentran. Declaraciones que son importantes, puesto que las autoridades policiales informaron preliminarmente que sólo uno fue el agresor de los cinco nicaragüenses, versión que se contradice con la de los testigos y vecinos que aseguran que fue un grupo de personas que atacó a los connacionales.
josmen_02yahoo.com