Nacional

Minsa atiende mal a mujeres con VIH-Sida

* También les niegan por razones religiosas, el derecho a abortar, dice Ana María Pizarro

Lucía Navas

Los resultados de un reciente estudio elaborado por “SI Mujer”, dan a conocer que el Ministerio de Salud (Minsa) violenta los derechos de las embarazadas portadoras del VIH/Sida, puesto que una vez que tienen a sus hijos, se les suspende el tratamiento antirretroviral.
Ese estudio señala, además, que el Minsa niega a las embrazadas con VIH el derecho a someterse a un aborto terapéutico si no desea tener al niño por las altas probabilidades de que nazca con el virus, y ante el hecho de que la madre no sobrevivirá lo suficiente para poder criarlo.
Otras de las opciones negadas, aseguró la doctora Ana María Pizarro, Directora de “SI Mujer”, es que la mujer portadora del virus que lo solicite voluntariamente, sea esterilizada quirúrgicamente, ya sea en los hospitales públicos en las clínicas médicas previsionales.
Aseguró que las opciones al aborto terapéutico y a la esterilización quirúrgica, tanto a hombres como a mujeres, son derechos consignados en el Plan Estratégico Nacional de lucha contra el Sida desde 1999, reconocido por Conisida.
Dijo que para la esterilización quirúrgica los recursos del Sistema de Salud Público son extremadamente limitados, y en caso del aborto terapéutico la negativa es por todas las concepciones religiosas que privan en los directores de los hospitales.
Pizarro, de “SI Mujer”, organismo miembro de la Comisión Nacional de Lucha Contra el Sida (Conisida) desde la sociedad civil, informó que el estudio fue presentado hace pocas semanas en el III Foro Latinoamericano y del Caribe.
En Nicaragua, a junio de 2005, el Minsa reportó que las mujeres son el 29.32% del total de personas de 20 a 35 años afectadas por el VIH, sin embargo, del total de personas adolescentes afectadas de 10 a 49 años, las mujeres son el 45.77%.
La relación en el país es que por cada dos hombres con VIH, hay una mujer portadora. Eso es clara evidencia, dijo Pizarro, que la epidemia se expande rápidamente entre las mujeres, sobre todo entre las jóvenes.
A la misma fecha y desde el comienzo de la pandemia, el Minsa registró 62 embarazadas VIH positivo, de las cuales 53% tiene de 15 a 24 años, entre ellas el 22% tiene de 15 a 19 años.