Nacional

Marenco para construcción, pero “algo sigue podrido”


Valeria Imhof

La construcción que se levanta en terrenos de la alcaldía, frente a la Jefatura Nacional de Tránsito, en los predios del Instituto Regulador de Transporte Municipal de Managua (Irtramma) es ilegal, y esas tierras fueron dadas en subarriendo violando los procedimientos requeridos para este tipo de operaciones.
El alcalde de Managua, Dionisio Marenco, dijo ayer que mandó a suspender la construcción y que “serán sancionadas todas las personas que estén involucradas tanto directa e indirectamente” en esta transacción.
“Estamos investigando y pareciera que hay anomalías en ese terreno. Están construyendo sin permiso y eso es una violación a la ley”, declaró Marenco. El edil calificó este hecho como un abuso, y recalcó que el contrato con el arrendatario de esos terrenos se hizo durante la administración del ex alcalde Herty Lewites. “No fueron autorizados por Commema para construir, y si lo hubieran hecho tendrían que haber pedido permiso a urbanismo y no hicieron ninguno de esos trámites”, señaló.
Durante la administración de Lewites, la Corporación de Mercados Municipales de Managua (Commema) firmó un contrato con el señor José Lorenzo Gaitán para el arrendamiento de esos terrenos, ubicados en las inmediaciones del mercado “Roberto Huembes”, y éste a su vez le subarrendó un pedazo equivalente a 124.48 metros cuadrados al reconocido comerciante Luis Blandón.
“El señor Gaitán no estaba facultado para eso y tampoco tenía autorización, porque nadie puede subarrendar, vender o enajenar un espacio que nosotros le rentamos”, dijo ayer Héctor Molina, Director de Commema, quien aclaró que no se ha vendido una “pulgada” de esas tierras.
Fuentes ligadas a la Alcaldía aseguran que detrás de estas acciones está un diputado del FSLN, ampliamente conocido por su influencia en Commema y en algunos distritos de Managua desde que era alcalde Lewites.
Blandón no aclara nada
Pero, ¿cómo el señor Blandón comenzó a construir sin sacar un permiso de urbanismo a la vista de todos los managuas que circulan por ese populoso sector? ¿Cómo levantó una construcción tan costosa a sabiendas de que podía ser detenida en el futuro? ¿Cómo el señor Gaitán le subarrendó ese pedazo del predio aun cuando eso está prohibido? Y ¿cómo es que se arreglaron ellos mismos obviando que el terreno es de la Alcaldía?
Luis Blandón se hizo presente este fin de semana en las instalaciones de EL NUEVO DIARIO, pero en vez de aclarar la situación, se dedicó a exigir el nombre de la fuente que reveló que su persona estaba detrás de la edificación. El día antes que publicáramos la noticia, buscamos a Blandón en la construcción, pero éste se negó a dar su versión señalando a uno de sus trabajadores --por un radio comunicador-- que no podía llegar porque se encontraba en otro sitio. Le dijimos a su subalterno que le hiciera saber a Blandón que sólo queríamos conocer a quién y en cuánto había comprado o rentado el terreno, pero éste volvió a insistir que se encontraba en otro sitio.
Cuando visitó EL NUEVO DIARIO se negó nuevamente a ser entrevistado, y expresó que podía demostrar que el acuerdo a que llegó con Commema y la delegación del Distrito Cinco está en regla.
Sin embargo, el director de Commema indicó que hubo anomalías en esa operación, porque subarrendar un terreno está prohibido por la corporación.
“Yo no sé cómo lo hicieron, pero quien haya invertido ahí se expuso, y como yo veo ahora, esa construcción tendrá que ser desaparecida”, dijo.
Molina explicó que los gerentes de los mercados pueden firmar contratos por mil córdobas o menos, pero por más de ese monto tienen que pasar por la Dirección General de Commema. “Nosotros nunca firmamos nada sobre ese terreno, y por el tipo de construcción ese contrato debería haber venido a la corporación, pero como no se hicieron los procedimientos adecuados nunca llegó, y ni el gerente del mercado estaba autorizado para hacerlo”, indicó.
Además de subarrendar parte del terreno de la Alcaldía, Gaitán cobra por el parqueo cinco córdobas a los buses de la zona sur, y a aquellas personas que llegan a hacer gestiones a Irtramma y al Distrito 5 de la comuna.