Nacional

600 Pipitos en Festival de Artes Especiales


Lucía Navas

Valkiria Gutiérrez demostró que tener una disminución en su coeficiente intelectual, no le resta poseer dotes artísticos.
Ella es una entre los seis niños y jóvenes con capacidades diferentes que ayer dejaron sus huellas de pintores. Sus obras inspiradas en la naturaleza y el folclor nicaragüense, son parte del mural “Mi alma al descubierto”, que se plasmaron en una de las paredes de la Esso On The Run, ubicada en el sector de la rotonda El Universitario.
Con la emoción a flor de piel y no dejando de dar los últimos pincelazos a su obra, Valkiria confesó que la oportunidad de poder pintar le ha ayudado a romper el miedo a ocupar un espacio entre su familia, sus amigos y resto de la sociedad.
Los pequeños pintores tuvieron la gran ayuda de seis maestros nicaragüenses de la Escuela de Bellas Artes, encabezados por el profesor Róger Pérez de la Rocha.
El mural “Mi alma al descubierto” fue parte del Primer Festival Nacional de Artes Especiales en el cual participaron alrededor de 600 niños y jóvenes de la asociación Los Pipitos.
El maestro pintor Róger Pérez de la Rocha expresó que aceptaron la invitación de ayudar a los pequeños artistas con el mural, porque “nada mejor que compartir un trabajo con personas tan especiales tan llenos de sensibilidad y amor”.
El Festival Nacional de Artes Especiales es el primero organizado por la asociación Los Pipitos, el cual permitió que los niños y jóvenes con capacidades diferentes derrocharan su arte a través del canto, danza, la pintura, el teatro y la poesía.