Nacional

Asalto y cae policía

* Patrulleros pasaban por km 54 de carretera Diriamba-La Boquita, cuando detectaron el hecho delictivo * Se armó tremenda balacera y un proyectil atravesó de lado a lado a suboficial

El suboficial mayor René Antonio Palacios Solórzano, de 34 años, y el delincuente Julio César Moreno Saldaña, alias "Julio Policía", murieron ayer cuando tropas policiales impidieron un asalto que el ahora fallecido junto a su hermano Guillermo Antonio, pretendían efectuar a un camión que se dirigía a comprar mariscos en el sector de La Boquita.
Además, en el sangriento tiroteo resultaron heridos el ayudante del camión de la empresa Expomar, Moisés Enrique Malespín Corea, de 20 años, y Guillermo Moreno Saldaña, de 36 años, hermano de Julio César.
El comisionado Buenaventura Miranda Fitoria, segundo jefe de la Policía en Carazo, dijo que el enfrentamiento entre la Policía y los maleantes se produjo cuando la patrulla pasaba por el kilómetro 54 de la carretera Diriamba-La Boquita, y los agentes policiales observaron que "Julio Policía" y su hermano Guillermo ejecutaban el atraco contra los ocupantes del camión de Expomar.
El intercambio de disparos se inició cuando los policías trataron de frustrar el robo en la carretera, y los hermanos Moreno abrieron fuego sobre éstos e hirieron mortalmente al suboficial mayor Palacios, explicó Miranda.
Heridos en observación.
Tanto el antisocial Guillermo Moreno Saldaña, como el joven Moisés Malespín, fueron trasladados al Hospital "Santiago", de Jinotepe, Carazo, donde el primero quedó bajo estricta vigilancia policial.
Saldaña presentaba dos heridas de bala, una en la región del tórax y otra en el glúteo izquierdo, mientras Malespín ingresó con un impacto de bala en el antebrazo izquierdo, de donde manaba abundante sangre.
Los compañeros del suboficial mayor, René Palacios, narraron que la bala de pistola que le segó la vida de manera instantánea le penetró por el brazo izquierdo, perforándole en su recorrido mortal órganos vitales como los pulmones y el corazón, hasta salir por el brazo derecho.
Palacios, quien laboró durante 12 años para la institución policial, deja en la orfandad a dos menores de siete y cuatro años, comentaban apesarados sus compañeros.
Pájaros de alto vuelo
Tanto Julio César Moreno como su hermano Guillermo tenían apenas tres meses de haber salido de la cárcel, donde habían cumplido una condena de varios años de prisión por la comisión de varios delitos.
El vocero de la Policía, comisionado mayor Alonso Sevilla, destacó que por la acción heroica de los policías al aniquilar a esta pareja de hermanos, también se desarticuló una peligrosa banda que operaba en esa carretera, cometiendo todo tipo de fechorías.
Sevilla refirió que el camión placas 025-661, conducido por José Antonio Moreno Orozco, al pasar por el kilómetro 54 de la referida carretera fue interceptado por dos sujetos armados de pistolas que le hicieron parada. Los delincuentes al ver que el conductor del camión no hizo caso hicieron un disparo, por lo que el chofer se vio obligado a detener la marcha.
Inmediatamente los sujetos se acercaron al vehículo, y bajo intimidación despojaron de 40 mil córdobas a los ocupantes, dinero con el que iban a comprar los mariscos. En ese instante una patrulla policial cumplía labores de rutina entre Diriamba y La Boquita.
El portavoz de la Policía agregó que el miembro de la Brigada Especial a la hora del incidente portaba su chaleco antibalas, pero el disparo que recibió fue en uno de los costados, donde carecía de protección.
En el lugar, la Policía ocupó 40 mil córdobas, una pistola Makarov serie R3232, y una pistola TT (Tula Tokarev) serie 116123, la que portaba un proyectil.
"La Policía Nacional no es la primera banda que desarticula, y creemos que con la acción heroica del compañero se logró prevenir el hecho y desarticular a la banda más peligrosa del territorio", recalcó el vocero policial.
La Policía investiga a los otros miembros de la banda para determinar si había vínculo con el robo con intimidación que culminó en tragedia, y agregó que han trabajado arduamente en la desarticulación de la banda que operaba en Ciudad Sandino, la banda "Toño la Cobra", "El Caballo", "Marvin Gorrita", otra banda que operaba en Carretera Sur, la banda de "Marcos Negro", de Carazo; banda de "Chucky", y la última, la de "Julio Policía", que operaba en Managua y zonas aledañas.

(Con la colaboración de Orlando Barrios)