Nacional

INAA: Alza inevitable

** Cenidh alerta “complicidad amarrada” de ambas entidades del Ejecutivo ** Responsable de atención a usuarios de INAA confirma todo lo dicho por END

Oliver Gómez

El precio del servicio de agua potable y alcantarillado subirá inevitablemente en las cuatro tarifas que ostenta Enacal, prometieron los funcionarios del Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (INAA), quienes tienen hasta el próximo miércoles para pronunciarse acerca de la solicitud enviada por la Aguadora, que en total suma un 47.12 por ciento. La protesta de los consumidores no se hizo esperar.
Luis Henry Debayle Solís, Presidente de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), desde el miércoles por la noche confirmó esta solicitud y explicó que no se está afectando la tarifa sino que se está ajustando la misma al deslizamiento que ha registrado la moneda nacional respecto del dólar.
“Por eso se llama indexación, todavía no tocamos tarifas”, refirió el titular, quien aseguró que la idea es aprobar y aplicar este incremento de la misma forma que fue calculado: 25.63 por ciento para el agua potable y 21.49 por ciento para el alcantarillado. Es decir, 47.12 por ciento en total para cada factura.
Debayle precisó que Enacal no pretende pedir un subsidio ni del gobierno ni de la Asamblea Nacional; pero tampoco se quiere mantener el “subsidio cruzado” que existe ahora en el sistema de facturación, donde los sectores pudientes pagan lo consumido por los sectores más pobres.
Cabe aclarar que un cliente promedio de Managua, que tiene tarifa domiciliar y consume entre 21 y 50 metros cúbicos al mes, ahora paga cinco córdobas con 88 centavos por cada metro de agua potable que le llega, y además, un córdoba con 46 centavos por cada metro de ese mismo líquido, en concepto de alcantarillado sanitario.
A estas dos tarifas se pretende afectar con el alza, aunque todavía falta aplicarle cuatro córdobas con 24 centavos por “cargo fijo” de Enacal.
“Pero esos porcentajes que propone Enacal son demasiado”, dijo Saúl Gutiérrez, responsable de atención a usuarios y operadores de INAA, quien anunció que el alza es inevitable pero también habrá prudencia al analizar esta solicitud.
Confirma cada detalle
Minutos antes y en conferencia de prensa, Gutiérrez dijo ayer que “apareció la noticia en EL NUEVO DIARIO sin previa consulta con nosotros y de una forma amarillista, porque se decía un montón de cosas que no eran realidades”. Sin embargo, antes de finalizar el encuentro se le mostró una copia de la carta que les envió Debayle y no tuvo más que confirmar cada uno de los detalles.
Guerrero se enfermó
Anunció que el presidente de INAA, Alfredo Guerrero Ruiz, ayer se enfermó, pero no detalló si la causa es el alza. También leyó un comunicado donde sólo confirma la solicitud y empeñó su palabra de que la próxima semana habrá un pronunciamiento.
Ruth Linares, responsable de Tarifas de INAA, dijo que el análisis de esta solicitud dependerá de la variación de los indicadores del Banco Central, el precio de la energía eléctrica, el precio del petróleo y la estructura de costos de Enacal.
Precisó que están tomando de referencia los indicadores del Banco publicados entre febrero de 2002 y agosto de 2005, que se han movido hacia arriba entre un 30 y 32 por ciento, “pero eso sólo es un componente de todo el análisis para la tomar la decisión”.
Protesta del Cenidh
Media hora más tarde, la protesta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), se escuchó en la voz de su director de Defensa y Denuncia, Gonzalo Carrión Maradiaga: “Éste es el regalo navideño y de año nuevo que nos está dando el gobierno”.
Carrión protestó enérgicamente contra estos porcentajes, y antes de aprobar una indexación de la tarifa pidió a INAA que interceda con el presidente Enrique Bolaños a favor de una indexación similar en los salarios.
El abogado alertó que el INAA no tiene ninguna intención de pronunciarse y quiere que la tarifa sea aplicada tal como aparece en la solicitud de Enacal, pues se trata de una complicidad “amarrada” entre ambas entidades del Poder Ejecutivo.
Aseguró que el Cenidh hará uso de los mecanismos jurídicos pero el éxito de cualquier acción dependerá de los mismos consumidores, quienes serán afectados con esta alza.
“No más goles”
“La gente se está dejando meter todos los goles de la energía, del teléfono, de la televisión por cable y ahora del agua. Yo creo que ya es hora de que la gente reaccione, porque nuestra misión es auxiliar, guiar en el camino, pero la gente está dormida. Le están cobrando más y no reacciona. Contra eso no podemos hacer nada”, agregó.
Los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC), aseguran que esta alza y los contratos recientes firmados por Enacal, “dejan ver que estamos en el filo de la privatización enmascarada de la empresa”.
Ruth Selma Herrera, coordinadora de la Red, señaló que existen demasiados elementos que se han juntado para que antes que se vaya Bolaños se complete este proceso. “Se firmó un contrato de consultoría con una empresa chilena, sospechosamente las bancadas FSLN y PLC no quieren aprobar la Ley de Aguas y ahora esta solicitud”, señaló.
“Cómplices de esto son la bancada del FSLN, del PLC y la Azul y Blanco. Cómplices también los magistrados por guardar silencio, y la CGR por no mandar a anular el contrato firmado por Enacal”, agregó Herrera.
Ellos anunciaron prontas acciones de protesta, igual que los miembros del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec). “Que INAA tome muy en consideración que el agua es un bien de patrimonio nacional y que representa para nuestro pueblo un elemento vital”, dijo Gustavo Ortega, director del Instituto.