Nacional

Termina “dictadura” del Caribe… en música

* Cuando “Los Hermanos Cortés”, “Poder del Alma”, “Bwana” y “Los Africans” fueron desalojados del poder por un grupo desconocido * Desde la Costa Este con sonido inédito, baile erótico y frontalmente caribeño, “Ganma” liquida grupos de la Costa Oeste y siguientes reinados se instalan durante 25 años hasta que les “rompen los fuegos” * “Vamos poco a poco como grupo aumentando el rango de señal que tiene la música nuestra”, afirma director de NC, Oscar Hernández

Edwin Sánchez

Miami
La presencia de “La Nueva Compañía” en la Florida confirmó un hecho cierto, del cual los sociólogos no hablan por tan entretenidos que están con la política y los ritmos sociales de la economía y lecturas de encuestas: terminaron de quitarle el liderazgo de la música nacional masiva a la Costa Caribe.
Ya la gente no se ve muy animada con el Palo de Mayo. El calor, el ambiente se hace demasiado popular, más del patio nacional con temas del Pacífico y ahí han llevado la delantera la NC. “Los Mokuanes” parecen seguir a cierta distancia a estos punteros, “Llama Viva” después y en el sótano, si es que hay algo de ellos todavía, “Macolla”.
La última vez que sonaron nacionalmente los conjuntos del Pacífico fue a mediados de los 70, cuando irrumpió la Costa Este con “Ganma” gracias a un sonido inédito, extravagante, desinhibido, de matices eróticos, frontalmente caribeño que movió un país acostumbrado a ser únicamente sacudido por “Los Hermanos Cortés”, los chicos de Román Cerpas de “Poder del Alma”, la banda anárquica de “Bwana” con Roberto Martínez, “Maguila”, y últimamente por “Los Africans” con los Ayerdis de Jinotepe y Harold González de Diriamba.
El “emperador” Anthony Mathews
La “dictadura” que más gozo ha causado en el ámbito nicaragüense se instaló desde 1975 hasta estos últimos tiempos, es decir, más de 25 años, siendo su último “emperador” Anthony Mathews. La salida del eficaz Gustavo Leytón, el “lugarteniente” del espectáculo, posiblemente causó al final el descalabro de la primacía costeña, sumamente deteriorada desde que “La Nueva Compañía” literalmente “rompió los fuegos”, produciendo un fenómeno de masas no visto desde que los conjuntos musicales del Pacífico fueron desalojados del poder acústico.
Los años 60 fueron exclusivamente de los grupos de la Costa Oeste: “Los Pánzers”, “Los Juveniles”, “Los Dioses del Fuego”, “SM-70”, “Music Master”, “Los Clarks” “Los Ramblers”, “Bad Boy”, “Ryder”…
La historia de “La Del Niño”
Yo le pregunté a un historiador de la música juvenil de esos años, Frank Cortés, sobre aquella canción llamada “La Del Niño”, del grupo salvadoreño “Los Supersónicos”, cantada en el Margot. Edgard Barberena me dijo que el compositor le llamaban “El Niño”, y para nombrarla, los “Music Master” y los “Bad Boy” decían “toquemos la del niño, y así se quedó”, aunque el tema no habla ni de los derechos del niño ni nada infantil. Cortés lo confirma: “No, no es nicaragüense, aquí la fusilaron magistralmente”.
Ahora, esa pretérita tradición en cuanto al dominio de esta parte del país, la abanderan los muchachos de Oscar Hernández, y esto no demerita el trabajo de “Los Mokuanes”, el único conjunto que superó el paso del tiempo, colocándose en una insuperable posición actual respecto a firmas solventes de otrora que intentaron resucitar sus gloriosos nombres como “Los Pánzers” o los mismos Hermanos Cortés, por citar solo dos nombres.
Estrenan “Minga Rosa Pineda”
Hoy, el poder musical está en manos de NC. Los nicaragüenses en Miami fueron los favorecidos por estos artistas este año junto con Carlos Mejía Godoy: estrenaron tres temas que ni en Nicaragua han sonado. Dos de Carlos y una adaptación de “Minga Rosa Pineda” por “La Nueva Compañía”.
Oscar Hernández, director de este grupo dijo que su gira por la Florida fue muy positiva, por el hecho de llegar donde hay público nicaragüense y llevar un poquito de nuestra música, de nuestros compositores en la adaptación que hacemos.
Su labor debe tener mucho de patriótico: “Es para que la gente siempre tenga en mente el recuerdo de la querida Nicaragua”.
En sus presentaciones estos artistas demuestran una ejecutoria muy desenvuelta, como conocedores del oficio. La interrelación con el público es rápida y la gente se ve dispuesta a disfrutar su presencia sonora, rítmica, de fuerte acento nacional, aunque no los hayan visto antes por la televisión internacional. Se ve, al menos en West Palm Beach, donde se presentaron a última hora por el mal clima, una identificación con palmas, bailes, gritos, coros, participación en la tarima al llamado del conjunto.
Aumentan poder
“En los lugares donde nos hemos presentado, vamos poco a poco como grupo aumentando el rango de señal que tiene la música nuestra y por supuesto aumentando público, fan y amigos, que hacen posible de que nosotros sigamos vivo y queramos hacer algo de música siempre”.
En Miami, dijo Hernández, durante la Feria Exponica, fue súper especial, se ve el calor que percibe del grupo, esa interacción que trata de hacer, y en West Palm Beach, el poco público que llegó en los 50 minutos que estuvimos ahí, a pesar del frío y la lluvia, se puso las baterías y se ennotó con nosotros.
En cuanto a los materiales presentados, el director dijo que siempre “lo renovamos en cuanto a la sonoridad, y nuevos arreglos. En la Feria presentamos un material reciente, que no ha salido en Nicaragua, el tema de Camilo Zapata “Minga Rosa Pineda”, en cumbia Vallenato. Ya lo terminamos de grabar. En enero del próximo año lo lanzaremos”

¿Cuál fue la reacción del público?
Siempre estoy pendiente de la reacción del público cuando nos presentamos. Me fijé con Carlos Mejía que presentó un par de temas nuevos, y la gente queda muy pendiente a la expectativa, en el caso de él por la letra.
En el caso de nosotros, tratamos de hacer esas letras un poco más bailables, pachangueras, en ese sentido tenemos una doble responsabilidad: hacerlos bailar y que escuchen la letra que por supuesto, ya es conocida pero adaptada a un nuevo ritmo.
La reacción ha sido muy positiva, y sí la aceptación fue positiva, consideramos que mientras el público dentro y fuera de nuestro país, esté aceptando la música de nuestros autores arregladas por el grupo siempre vamos a estar insistiendo en hacer nuevas versiones.
El cambio de Odalia
El cambio de la vocalista Odalia, ¿cómo fue percibido por la gente, pues había mucha identificación entre el público y ella?
Nosotros mismos nos preguntamos qué va a pasar, viene una nueva vocalista. Odalia creció con nosotros cuando comenzamos con la música nacional. Sin embargo, por sus estudios abandona el grupo y le hicimos el casting a Adilia Gutiérrez; la chavala venía con todas las pilas puestas para ganarse un puesto. Es muy difícil, pero lo ha logrado paso a paso.
Odalia tiene un carisma muy especial, habrá quien la recuerda, pero el mayor logro de Adilia es el hecho de haber ocupado el puesto de la cantante anterior y haber hecho que la gente aceptara eso.
Ahorita un promotor de fuera quería hace un tipo de contacto con nosotros, y le dijo “que excelente bailás y ya te escuchamos cantar”. Esto es positivo para ella y para el grupo.
¿Cómo cierran el año?
Gracias a Dios hemos logrado cosechar en los últimos cuatro años éxitos seguidos, y es producto de que el público nos acepta, nos apoya. Seguiremos haciendo el trabajo, pero cuando un grupo o artista “x” dentro y fuera del país ya no lo apoyen hay que preocuparse.
Estamos cerrando el año muy bien. Vamos a ver qué pasa, con el apoyo del público y con el apoyo de ustedes los periodistas.
¿Por qué escogieron EU para estrenar este material de Camilo Zapata?
La verdad es que una semana antes de llegar a Estados Unidos terminamos de grabar el tema y no hemos tenido el tiempo de producirlo, sacar los promocionales. Y el hecho de estrenarlo aquí es donde nos tocó hacer las presentaciones después de la grabación.
La suerte es que escuchó el tema aquí. Cuando un tema es nueva versión, la gente debe adaptarse, y después el tema solo va caminando. Fue una cuestión de circunstancias. Pero pretendemos que el próximo año lo lanzaremos. No será en diciembre, porque tenemos un tema navideño.
¿Ya no hay quejas con las radios nicaragüenses?
En honor a la verdad, ha tenido bastante apoyo nuestro grupo, pero considero que el apoyo de las radios ha sido porque el público se ha metido a pedir las canciones y todo eso, pero hablamos sólo de nosotros y otros dos grupos y dos artistas más. En el aspecto general para todos los artistas nacionales, sigue habiendo poco apoyo.
Tuve una llamada de Los Angeles y me decían: “La música de ustedes, los nicas, es muy parecida a la música mexicana. En Los Ángeles hay una comunidad mexicana grandísima ustedes perfectamente pueden funcionar aquí y buscar cómo expandirnos.
Dije, ¿por qué no hacerlo? La mejor muestra son los mexicanos que han arrasado con su música por todos lados, pero es por lo mismo, porque hay el amor por las cosas que ese país hace por su propia gente. En Nicaragua hay artistas de primer nivel que no tienen que envidiarle nada a nadie y creo que lo menos que podemos hacer es apoyarnos entre nosotros mismos
Esto sería una de las pequeñas soluciones para seguir haciendo arte en nuestro país.
Los muchachos de Oscar suben luego a la tarima como una compañía militar. Tocan a las órdenes del público, les mueven el pesar de la lejanía y aunque la mayor parte se haya ido por las lluvias torrenciales no abandonan a los que soporten los rigores del clima. En esencia, demostraron en su gira una gran capacidad en la administración de la nostalgia de los demás.
esanchez@elnuevodiario.com.ni