Nacional

Carlos Mario Peña recibió 10 mil dólares sin trabajar


Carlos Mario Peña fue destituido por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) del cargo de defensor público de Granada que nunca ejerció, y no renunció como afirmó falsamente a medios de comunicación, ante quienes hizo mofa de la Corte, diciendo que le dieron el puesto “de regalo” y “tuvo que aceptarlo” para no ser sancionado.
La CSJ le envió la notificación a través de un telegrama de Enitel con fecha 23 de noviembre a las 5:03 minutos de la tarde, que dice textualmente “La CSJ por acuerdo No. 32 del 22 de noviembre del año en curso, cancela su nombramiento como defensor público del Departamento de Granada, a partir de la esta fecha”.
En catorce meses, Peña recibió más de diez mil dólares, sin trabajar, pues nunca se presentó a ejercer el cargo por el cual devengaba un salario de trece mil córdobas.
“Peña es un mentiroso, porque fue destituido por la CSJ y se le notificó el 23 de noviembre, y al día siguiente se presentó con una carta de renuncia que no tiene ningún efecto”, afirmó un magistrado, quien indicó que desde hace mucho tiempo querían sacarlo del Poder Judicial por todas las irregularidades.
Seguramente alguien le recomendó que pusiera la renuncia, pero cuando la presentó ya había sido notificado de su destitución y ahora no regresará al Poder Judicial, dijo la fuente.
Con una carta de renuncia fechada el 21 de noviembre, pero con sello de recibida el 24 del mismo mes, Peña trató de explicar que la CSJ no lo destituyó, sino que fue él quien decidió dejar su cargo para dedicarse a escribir obras de derecho, atender sus cinco radioemisoras y dedicarse a terminar una segunda maestría.
“Yo renuncié el 21, y pasó a Recursos Humanos el 24 (de noviembre)”, dijo Peña cuando se le interrogó por qué la carta de renuncia tenía dos fechas.
El acuerdo de destitución fue firmado por 12 de los 16 magistrados que integran la CSJ. No firmaron los sandinistas Róger Camilo Argüello, Marvin Aguilar y Rafael Solís, y el magistrado liberal, Iván Escobar Fornos, porque se encuentra de reposo por una intervención quirúrgica.
Lo destituimos por todo: el caso de la 600 mil dólares, y con base a un informe completo de la Defensoría Pública, que refleja claramente que nunca trabajó, argumentando que tenía un permiso para una maestría, lo cual es mentira, afirmó la fuente.
Marielos Mendoza, Directora de la Defensoría Pública, confirmó que así como la CSJ le notificó por medio de un telegrama que habían nombrado a Peña como defensor público, así mismo le notificaron ayer que el nombramiento había sido cancelado.
“Lo que existe en una aceptación de mi renuncia y una cancelación administrativa que no daña mi expediente como funcionario judicial”, insistió en decir Peña, quien apuntó que no tiene tiempo para atender ese cargo “ni lo necesita” porque es un empresario de éxito.
“Yo vine a este país y monté aquel espectáculo con las “Chicas del Can” con Wilfredo Vargas, y ahí me gané 400 mil dólares en tres noches, cuando el córdoba oro estaba a la par del dólar. Así es que yo no lo necesito. Tengo una casa de un millón de dólares y los invitó a que lleguen a tomarse un trago allá”, confesó Peña.
Dijo que él no le pidió a la CSJ el cargo de defensor público, sino que los magistrados se lo dieron “de regalo” y “tuvo que aceptarlo” para que no lo sancionaran.
Pese a su bonanza económica, Peña confesó que retiró su sueldo (13 mil córdobas al mes) como defensor público de Granada algunos meses antes de que le otorgaran licencia para estudiar, tiempo durante el cual sólo llevó tres casos, “porque no me pusieron oficina ni nada”.
Mendoza desmintió a Peña diciendo que desde que fue nombrado como defensor público nunca desempeño el cargo porque no apareció físicamente ni en la sede nacional ni en Granada, donde hasta le colocaron su tarjeta para que marcara sus entradas y salidas, pero la misma quedó en blanco.
Peña insistió en decir que si renunció no fue porque tenga miedo de la decisión que tomará la corte en pleno, porque según él “no ha sido mencionado” en el instructivo que se abrió a raíz de la sustracción ilegal de más de 600 mil dólares que estaban depositados en una cuenta de la Corte Suprema de Justicia.
Para reforzar sus argumentos, Peña explicó que si él estuviera involucrado en el caso de los 609 mil dólares, la Ley de Carrera Judicial no lo cubriría, “pero por el contrario no necesito y simplemente no quiero estar amparado en ninguna ley”.
El ex defensor público califico como “especulaciones” las informaciones salidas del mismo Banco de la Producción donde se indica que existe un video donde Carlos Mario Peña fue una de las cuatro personas que retiraron los 609 mil dólares.
Pero cuando se le señaló que el fiscal Armando Juárez confirmó que él fue llamado a rendir entrevista como parte de las pesquisas que de oficio realizan sobre el caso, Peña dijo que lo único que le preguntaron si era cierto lo que decían los medios de comunicación.
Peña remató diciendo que adora la publicidad negativa porque le ha servido para hacerse famoso entre los reos del Penal de Tipitapa, que lo llaman por teléfono para pedirle que se ocupe de sus casos.

Historial de Peña
Peña tiene un largo historial que incluye desde una reposición de partida de nacimiento para cambiarse el nombre en 1990, hasta denuncias por falsificación de documentos en Migración y Extranjería, que fueron archivadas, y procesos en el extranjero por diferentes delitos.
El diez de marzo de 1990, El Nuevo Herald de Miami publicó que por información falsa de Peña, murió el agente (Scout Rakow), y en el juicio posterior contra él habría mentido sobre sus ingresos, lo que le provocó problemas con el fisco y lo obligó a huir de Estados Unidos hacia Nicaragua, donde cambio su identidad.
En 1993 fue denunciado formalmente por la Procuraduría de Justicia, por el delito de peculado en perjuicio del Ministerio de Agricultura, por un robo de cámaras y equipos de televisión, la denuncia se archivó después de algunos años.
A finales de 1997 fue investigado y denunciado por un pasaporte falso y la denuncia y la investigación se mantuvo congelada.
En julio del 2004 fue destituido del cargo de juez suplente del Juzgado Quinto de Distrito del Crimen, después de que la Asociación de Jueces, en un acto sin precedentes, presentó la solicitud ante la CSJ.
La Asociación de Jueces lo señaló por revocar sentencia definitiva de la juez propietaria Ángela Dávila. Un mes después fue nombrado defensor público en Granada.
Su última aparición en actos irregulares fue en el caso de los 600 mil dólares, ocupados al colombiano Jorge Eliécer González Hernández y/o Luis Ángel González Largo. Peña, señalado de armar una trama jurídica para apropiarse del dinero, aparece en el video tomado por las cámaras de Banpro cuando cambiaba parte del dinero junto al juez Julio Morales, que ordenó la devolución, su hijo Roberto Peña y Sergio Ramón Meléndez Aguilar.