Nacional

Asamblea “amarra” préstamo a El Guasaule


Oliver Bodan

La Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional “amarró” la segunda parte del préstamo para rehabilitar la carretera Chinandega-El Guasaule a una justificación técnica del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) sobre el millonario sobreprecio en la obra y la aclaración de irregularidades presentadas.
Una investigación periodística de Confidencial y EL NUEVO DIARIO reveló que el MTI subió el valor del proyecto, sin justificación técnica alguna, de 21 a 35 millones de dólares. Al final contrató a la empresa mexicana Tradeco por 29.9 millones de dólares y hasta la fecha no ha presentado ningún documento técnico que justifique tal proceder.
“Necesitamos con urgencia que se apruebe ese financiamiento”, dijo a los diputados Ricardo Vega, nuevo ministro de Transporte, quien compareció ayer por la mañana a la Asamblea, junto a otros funcionarios del MTI, para explicar su versión del caso a la Comisión.
Que expliquen sobrevalor
Pero los legisladores fueron contundentes: no se aprueba la segunda parte del financiamiento --más de 12 millones de dólares-- hasta que el MTI presente las explicaciones del sobrevalor y la Comisión se dé por satisfecha. “Clarifiquen bien eso, si no ese préstamo no pasa aquí”, expresó el diputado Agustín Jarquín. El resto de parlamentarios compartió su punto de vista.
La obra actualmente se encuentra paralizada y apenas tiene 19 kilómetros pavimentados, de un total de 72.
El resto, 35 kilómetros, sólo tiene la llamada “base negra” y en el tramo de Villanueva a la frontera con Honduras --18 kilómetros-- no se ha realizado ninguna obra de construcción y la vía es de difícil tránsito.
Además de estos problemas, hay irregularidades comprobadas en la firma mexicana Tradeco: empresas fantasmas y millonarias transferencias al exterior sin respaldo, según un informe de auditoría, en poder de EL NUEVO DIARIO, realizado por la firma Noel Cruz y Asociados.
Vega compareció por más de una hora ante la Comisión y recibió meridianos reclamos de los legisladores, quienes les recordaron las negligencias y atrasos en la obra, el sobreprecio injustificado y los actos de corrupción de Tradeco, que ha recibido hasta el momento más de 22 millones de dólares. A EL NUEVO DIARIO se le permitió acceder a la comparecencia del ministro.
“Esto crea un ruido que no es saludable en el proceso de aprobación de la ampliación del préstamo. Entonces, ¿vamos a parecer en la Asamblea apañando una contratación que pareciera no es correcta, por no decir dolosa?”, manifestó Jarquín al ministro.
“Yo no me sentiría tranquilo --y creo que los colegas tampoco--, al momento de apretar el botón, si todavía tengo en la cabeza de que esta empresa (Tradeco) ha sido beneficiada anómalamente y en la industria de la construcción hay señalamientos serios”, agregó.
Después de estos señalamientos y otros, Vega se comprometió a realizar la próxima semana, junto a los diputados y medios de comunicación, una visita a la carretera. Asimismo, presentar un informe que justifique el sobreprecio y las irregularidades presentadas en el proyecto.
La versión del MTI: más de lo mismo
Vega Jackson repitió los argumentos del anterior ministro, Pedro Solórzano, y brindó otros novedosos: el impacto del huracán Mitch cambió “el sentido de las corrientes de agua en los alrededores de la zona”, lo cual habría subido el costo de la obra.
Sin embargo, todos los diseños oficiales fueron actualizados a noviembre de 2002 y enero de 2003 --año en que se adjudicó la obra--, es decir, más de cinco años después del fenómeno meteorológico. Y el propio ex ministro Solórzano confirmó en una conferencia de prensa que no ocurrió ningún cambio en el diseño original.
El funcionario también argumentó que como parte de los trabajos de rehabilitación se retiró toda la carpeta asfáltica “para emparejar la vía”. Luego este “material reciclado” se usaría en la carretera, pero “se perdió. “El haber afectado la carretera provocó una mayor erosión por el uso y el tráfico y entonces, materiales de terracería, base y sub base considerados a ser utilizados, fueron erosionados por la lluvia y el uso, y esto también vino a incrementar los costo de la carretera”, alegó Vega.
Ni sumando
No obstante, ni sumando todos estos supuestos problemas, la obra subiría de precio más de ocho millones de dólares.
Después mencionó un viejo argumento utilizado por Solórzano, desde el inicio de nuestra investigación periodística, en agosto pasado: los costos indirectos de compañías internacionales (Tradeco) son “superiores al promedio nacional” y derivan en un mayor costo.
Pero estimaciones técnicas de la Cámara Nicaragüense de la Construcción revelaron que ni con dichos costos indirectos la obra llegaría a 29.9 millones de dólares. También citó un informe de septiembre de la supervisión, que demuestra supuestos “rediseños extraordinarios de terracerías, levantamientos de la carretera por la calidad del suelo y humedad en la zona”.
Por último, el nuevo titular del MTI retomó el argumento presentado por Solórzano en una conferencia de prensa realizada el martes ocho de noviembre pasado: una consulta a Honduras --sobre una carretera que construye aquel país en la frontera con Guatemala, con fondos mexicanos-- determinó que los precios por kilómetro eran similares.
“La consulta que se hizo a Honduras no es vinculante, pero sirve de referencia”, señaló.
Pero de acuerdo con la misma información de Honduras, la obra de Chinandega-El Guasaule hubiera resultado más barata. Y sin embargo contrataron por más de ocho millones de dólares de más.
En ese momento, la decisión estratégica era: ¿qué hacemos? O adjudicamos y construimos o nos quedamos sin carretera. Si declaramos desierta, empleamos otro año licitando de nuevo y buscando financiamiento y lo demás. Fue una decisión arriesgada si querés, pero a veces hay que tomar riesgos y Nicaragua necesita su carretera.
Justificando lo injustificable
Ministro: “Lo que haga el contratista
con su dinero, no es problema nuestro”
Al final de la comparecencia entrevistamos a Vega sobre las dudas que no despejó en su comparecencia ante los diputados. Le recordamos que ni sumando todos los argumentos presentados, se justificaba tal sobrevalor. “Tendría que estar equivocados todos los oferentes, porque esta fue la oferta más barata”. Pero tenían la opción de declarar desierta, porque era demasiada alta.
Estaríamos sin carretera todavía
Igual estamos ahorita, pagando más y con el riesgo de que se pague aún más en reparaciones.
--Yo los invito a que nos acompañen en la visita que vamos a hacer con los diputados, la próxima semana.
Vega dijo que no es papel del MTI vigilar las irregularidades financieras de la obra. “Lo que haga el contratista con su dinero ese no es problema nuestro”, dijo.
Puede darme el documento técnico que justifique el sobreprecio.
El informe que le vamos a presentar a la Asamblea con mucho gusto te lo voy a pasar.