Nacional

“No nos dejen morir”


Al menos 6 mil 300 personas de la comunidad Kiwastra, en la ribera del Río Coco abajo, de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) recibieron ayer 750 quintales de alimento, por parte de Acción Médica Cristiana. Es una de las comunidades más golpeadas por la tormenta “Gamma”, y devastada por las lluvias del huracán “Beta”. Los habitantes piden ayuda urgente del Gobierno, pues temen que la desnutrición llegue a niveles mortales en los primeros meses de 2006, debido a que las tormentas arrasaron todas sus cosechas. Aseguran que tienen hasta el 15 de diciembre para recomenzar el ciclo agrícola.