Nacional

Levantan gran templo en barrio marginal

* “Sin un dólar partido por la mitad de los Estados Unidos o de otra parte”, asegura reverendo Duarte

Edwin Sánchez

La construcción es descomunal: dos mil cuatrocientos metros cuadrados y quince metros de altura. Es, si no el más grande, uno de los más monumentales templos de la iglesia protestante de Nicaragua, donde los ingenieros emplearon las técnicas modernísimas de construcción en boga en el mundo.
“Hasta el día de hoy, desde su arranque, este templo se ha hecho sólo con dinero de nuestra feligresía, de miembros, de amigos, de personas humildes, incluso de los que no son de la iglesia. Aquí no hay ni un dólar partido por la mitad que nos hayan enviado de Estados Unidos o de Costa Rica”, aseguró el reverendo Omar Duarte.
La inmensa estructura pareciera una de las partes más impresionantes del Aeropuerto Internacional, pero uno de los ingenieros estructurales de la obra nos saca del error de apreciación.
Construcción paraboloide
El ingeniero Carlos Bravo nos dijo que es “una construcción paraboloide que se puso de moda durante los juegos de Atenas”. En Europa, los gimnasios y estadios olímpicos se erigieron de esta forma. “Son edificios que tienen ciertas curvas. Que no tiene nada que ver con los galpones antiguos, haciendo referencia al aeropuerto (de Managua) que es tipo galpón”.
Expresó que es “la misma estructura tridimensional que está en boga en la construcción mundial. Los edificios de Taipei, los aeropuertos de China, tienen esta misma forma. Siempre hacemos la diferencia en cuanto a la cuestión estructural, tridimensional, similar a lo que se ve en el aeropuerto, pero con unas curvas diferentes en las cuales estamos seguros que hay otra consideración y análisis matemáticos diferentes”.
Diseñado por arquitecto de origen griego
El diseño es del arquitecto de origen griego Calatrava. Los trabajos siguen. Obreros en los andamios, soldadores que suben y bajan, terminan de hacer otros la concha acústica, se observa un baptisterio y unas piedras están colocadas a la manera del conocido cuadro de los “ríos de agua viva”, donde deberá correr el agua.
“Tampoco, en este templo, hay dinero de algún empresario grande. Aquí es el pueblo humilde que le hemos creído a Dios, que le demostramos a Nicaragua, al mundo y al diablo que la sangre de Cristo tiene poder, y que este es el año de los milagros”, sostiene, entusiasmado el pastor de la Iglesia Ríos de Agua Viva.
La edificación puede parecer un contraste en el barrio ubicado un sector marginal del barrio Las Américas. Por lo general, las notables construcciones se hacen en puntos más céntricos de la capital.
“Caben 4 mil almas sentadas. La gente se acomoda y le metemos más”, dice Duarte.
Algunos pueden decir que usted se llevó feligreses de la iglesia donde antes pastoreaba. ¿Hasta qué punto eso es cierto, son rumores o es producto de celos?
Totalmente falso, porque llevamos un archivo de esquelas de la gente que acepta y se reconcilia cada noche. Llevamos 12,300 esquelas. Claro, a lo mejor no quedan todos. Pero quedan 7,000 casi. Nuestra iglesia es muy visitada. En las vigilias sobrepasamos los 12 y hasta 15,000 asistentes. Por eso vamos a la Plaza de la Fe el 25 de noviembre.
Lo que pasa es que en la Iglesia Ríos de Agua Viva hay un mover de Dios y de milagros y no nos hemos quedado en charlatanería ni en retórica. Hemos visto un Evangelio de poder y de milagro, la gente está cansada de la utopía, porque quiere realidades concretas y Jesucristo es una realidad que cuando llega lo cambia todo.
La gente experimenta un poder de Dios, y se ha dado cuenta de que el evangelio es poder de Dios y que sólo Cristo es la respuesta de una Nicaragua en crisis.
Más de 200 células de un promedio de 30 miembros se van extendiendo por toda Managua. “Se van multiplicando porque son células que tiene vida. El próximo año vamos a todos los departamentos del país”.
¿Qué pasó que en menos de dos años, pasan de un bajareque, unas cuantas tablas y horcones y ahora tienen una monumental construcción, porque otros pastores siguen con iglesias empequeñecidas, con poca gente y no crecen?
El secreto es creerle a Dios, serle fiel y tener el deseo de ver la gloria de Dios, y cuando uno tiene el deseo de ver la gloria de Dios, Él está comprometido a respaldar su palabra en los que le creen. Si todos los nicaragüenses levantaran los ojos al cielo para creer a Dios, Nicaragua se transforma; no son Estados Unidos ni Francia ni Alemania los que van a transformar a Nicaragua: es Dios.
La iglesia hoy tiene una oficina de ingenieros y con maestros de obra, gente que le creyó a Dios. Este diseño no es común. Demostramos que con Dios se pueden hacer las cosas. Y que no tenemos que esperar que venga gente de afuera. El Dios de Estados Unidos, de Europa, es el Dios de Nicaragua.
Ingeniero Bravo, ¿el diseño sólo es un efecto decorativo, en una ciudad con tantas fallas?
A partir del diseño estructural, él tiene una buena resistencia sísmica, no hemos olvidado que nuestro país es altamente sísmico. Las columnas tienen un buen diseño y una buena resistencia. Está preparado para huracanes de gran categoría y también sismos más allá de 6 en la escala Richter porque es de gran flexibilidad, que es lo que se observa en la construcción mundial. La rigidez quedó atrás --la dureza de los edificios catedralescos, donde todo era en base a su peso, a su inercia y gravedad--, y pasamos a la construcción flexible que juegan con el sismo o con los vientos de gran velocidad.
Arquitectónicamente hay un sentido simbólico: él por fuera es igual a una Biblia abierta, pero abstracto. Tiene una simbología. Como los edificios antiguos, hay una visión: 12 columnas, que representan las 12 apóstoles, siete gradas en el altar; lo que leemos en Ezequiel y sobre el templo de Salomón ha sido observado aquí.
En el país, dijo respecto de la seguridad, no todos observan estas características, porque se ciñen al modelo viejo de hacer edificios fuertes, de concreto macizo, que lo que hacen es pelear con el sismo y no jugar con él.
Vigilia
De poder
* En Plaza de la Fe
El Ministerio Evangelístico “Iglesia Ríos de Agua Viva” invitó a la ciudadanía a la gran celebración Vigilia de Poder, que lleva como énfasis “Provoquemos a Dios a cosas grandes”, hoy desde las 5 de la tarde a las 9 de la noche, en la Plaza de la Fe.
“Ven por tu milagro”, proclaman los afiches, llamando a enfermos, endeudados, oprimidos, personas con problemas de drogas y hogares en conflicto.