Nacional

Crean nuevo impuesto para mantenimiento vial

* En Diálogo Nacional se aprobó, además, derogación del Sistema de Ahorro para Pensiones, de la Superintendencia de Pensiones, una reforma al Código Tributario y Ley de Bonos para la Inversión Turística

Humberto Meza

Los diputados y el Poder Ejecutivo acordaron anoche la creación de un nuevo impuesto a la producción e importación de todos los productos derivados del petróleo, para financiar el Fondo de Mantenimiento Vial (Fomav), en los términos planteados por la Administración de Enrique Bolaños.
La decisión fue asumida en el seno del diálogo político, en el que parlamentarios y funcionarios presidenciales definieron la agenda prioritaria que el Parlamento deberá asumir en las tres semanas que restan de legislatura.
Falta una definición sobre el plazo del Parlamento para la aprobación del nuevo tributo, el secretario de la Presidencia, Ernesto Leal, aseguró que el arancel será el mismo para la producción en planta (refinería) de los derivados, como para la importación de los mismos.
“Estamos hablando de seis centavos dólar, para iniciar. Podría llegar a tener un incremento gradual, en dependencia de muchos factores, sobre todo, presupuestarios, hasta llegar a un máximo de un dólar. Pero el impuesto es, por el momento, sólo de seis centavos”, definió.
Sin embargo, el acuerdo preliminar también estimula que el nuevo tributo no se aplicará para estas fases de la cadena, cuando los productos derivados del petróleo se utilicen en la generación de energía eléctrica.
La aprobación de un fondo financiero para sostener al Fomav es una exigencia de los organismos multilaterales --Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo-- para desembolsar unos 20 millones de dólares en el marco de los programas de ajustes financieros.
Wilfredo Navarro, aseguró que el acuerdo en torno al financiamiento del Fomav no exime al Legislativo de hacer las modificaciones necesarias en algún momento del debate, sobre todo cuando se discutan algunos aspectos más sensibles, como las transferencias presupuestarias a los municipios y las reformas al Código Tributario.
Acuerdos favorecen al Ejecutivo
Ambos aspectos forman parte de los acuerdos de anoche, de los cuales el que generó mayor polémica fue el referido a las transferencias graduales a los municipios, hasta llegar a un 10% del Presupuesto General de la República en 2010.
El secretario general del FSLN, Daniel Ortega, acusó al Gobierno y los liberales de negarse a aceptar las transferencias municipales, pese al consenso obtenido la semana pasada de 1% anual, a partir de 2006.
Leal negó esta postura, insistió en que el mantenimiento de las transferencias quedará en dependencia de la efectividad de las políticas locales que se apliquen.
“No es que no queramos transferir dinero a las alcaldías, sino que se estarán dando las transferencias conforme al desarrollo de sus capacidades, lo que estaremos monitoreando”, insistió.
Además del Presupuesto General de 2006, el nuevo impuesto para el Fomav y las transferencias municipales, la agenda parlamentaria acordada anoche incluye la derogación del Sistema de Ahorro para Pensiones y de la misma Superintendencia de Pensiones (SIP), una reforma al Código Tributario, la Ley de Bonos para la Inversión Turística, y una serie de decretos de préstamos, orientados a fortalecer el Minsa y Mifamilia.
El 30 de noviembre, los diputados estiman discutir la creación del Banco de Fomento, la exoneración a los medios de comunicación, Ley de Microfinancieras, Ley de competencias municipales, y el mismo tema electoral.