Nacional

Defienden forma en que se distribuyen las causas

* Funcionaria judicial asegura que todo depende del azar

Lizbeth García

Cuatro días después de que el fiscal Xavier Morazán declarara su inconformidad por la forma en que la Oficina de Recepción y Distribución de Causas estaba asignando los principales casos de tráfico de drogas al Juzgado Sexto de Distrito Penal, donde varias acusaciones han sido rechazadas, la directora de ese dependencia judicial, Haydée Morales, reaccionó diciendo que los casos se distribuyen de forma equitativa y que el sistema es aleatorio y no se puede manipular.
“El sistema al momento de hacer la asignación --la cual es totalmente aleatoria porque no interviene el funcionario que está ingresando los datos--, no discrimina ni determina si es un caso importante o no”, apuntó Morales.
No obstante, Morales reconoció que cuando una acusación o demanda es presentada en la Oficina de Recepción y Distribución de Causas, es una persona la que tiene que oprimir un botón para que el sistema computarizado haga el sorteo y asigne la causa a determinado juzgado.
Morales informó que en los últimos 18 meses ingresaron por la oficina 327 casos por delitos de tráfico de drogas que fueron asignados en los seis juzgados de distrito penales de forma equitativa. No obstante, las cifras que la funcionaria presentó revelan que el Juzgado que más casos recibió fue el Sexto de Distrito Penal con 71 expedientes. El Juzgado Segundo de Distrito Penal recibió 66 expedientes; el Tercero 14; el Cuarto 54; 56 el Séptimo y 66 el Octavo.
La directora de la Oficina de Recepción y Distribución de causas justificó las diferencias que existen entre la cantidad de causas asignadas al juzgado Sexto de Distrito Penal y los otros juzgados, diciendo que la diferencia es mínima.
Además, dijo que el sistema es totalmente automático, y los usuarios del mismo lo único que hacen es ingresar los datos para luego darle la orden por medio de un botoncito para que proceda a generar y realizar el sorteo entre los juzgados competentes.
Las declaraciones de Morales se enmarcan en la protesta que el fiscal Javier Morazán dejó sentada, al decir que las principales acusaciones por tráfico de drogas han ido a parar al Juzgado Sexto de Distrito Penal de Audiencias y de Juicio, donde las mismas han sido rechazadas o los acusados han sido declarados no culpables, como el caso de la “narcoavioneta” y el de los 300 mil dólares incautados a una pareja de mexicanos, respectivamente.