Nacional

Huelga podría finalizar hoy

*** Principal pegón es decidir qué nombre le ponen a la erogación para salarios, sin violentar imposiciones del FMI *** Lo más seguro es que finalmente terminen aplicándole el eufemismo de “remuneración económica” *** Ministra Gurdián pidió a médicos que se integraran de inmediato a prestar atención a la población

Lucía Navas

El conflicto por salarios entre el Gobierno, la Federación Médica y la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud) podría finalizar hoy tras diez días de huelga.
Tanto la ministra de Salud, Margarita Gurdián, como el secretario general de Fetsalud, Gustavo Porras, al concluir la segunda sesión de la Comisión Técnica negociadora, se mostraron optimistas de que hoy se firmen los acuerdos finales en donde se reflejen el otorgamiento del incremento salarial y el pago a los médicos residentes e internos.
Aunque en la negociación de más de ocho horas de ayer no estaban presentes los representantes de la Federación Médica, pues se resistían a aceptar un mismo porcentaje de incremento que el del resto de personal de Salud, la ministra Gurdián informó que finalmente aceptaron sostener hoy por la mañana una “negociación bilateral”, y se espera que accedan a lo que se acuerde con Fetsalud.
Los primeros acuerdos alcanzados fueron destinar en el presupuesto del Minsa alrededor de 30 millones de córdobas para comenzar a pagarles un promedio de cinco mil córdobas, al cual también se le aplicará el incremento a que se llegue, a los 215 médicos residentes, internos y los que realizan el servicio social.
Sin embargo, este pago se reflejará como “remuneración económica” y no directamente como salario, pues afectaría el acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Si bien la ministra Gurdián y Juan Sebastián Chamorro, de la Secretaria Técnica de la Presidencia (Setec), en representación del Gobierno no quisieron detallar la contrapuesta de incremento salarial que hicieron, ni el monto de que dispondrán para ello, adelantaron que “se acerca” a la demanda de los sindicatos.
¿Qué nombre le pondremos?
Gustavo Porras, por su parte, refirió que “el problema no es el dinero, pues el Gobierno ya dijo que dispone de los 400 millones de córdobas para que se otorgue no menos del 35 por ciento de aumento salarial, sino que es una situación de dogma del Fondo Monetario pues no les deja que se refleje como incremento”.
Significa que el problema, explicó, es definir bajo qué figura será reflejado dicho incremento, a fin satisfacer la demanda de los trabajadores y con ello lograr la suspensión de la huelga, y a la vez que no afecte el compromiso del Gobierno con el Fondo Monetario.
“Lo que estamos viendo es cómo se cumple el compromiso del país, y para eso hay restricciones de cuánto puede ser la masa salarial, y por eso estamos buscando cuál es la forma y cuáles son los fondos que se pueden utilizar que puedan aumentarle el salario a los trabajadores de la Salud”, reconoció la ministra Gurdián.
Por su parte, Juan Sebastián Chamorro, de la Setec, explicó que además de los 102 millones de córdobas de los que ya se disponen en el presupuesto del Minsa para los aumentos, se logró más fondos que “están saliendo de recortes presupuestarios en otros lugares, por ejemplo hablamos de consultorías y gastos personales de los que podría prescindir el Estado”.
La ministra Gurdián se sintió confiada en que hoy se restituya la atención a la población en los centros asistenciales, e incluso llamó a los médicos residentes a no esperar los acuerdos finales, pues ya la parte que les competía fue solucionada.