Nacional

Se avizora fin de huelga en Salud

* Ahora disputa es entre Médicos Pro Salarios y Fetsalud, debido a que Porras asegura que su gente está siendo traicionada

Lucía Navas

No se logró acuerdos entre el Gobierno, la Federación Médica y la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud) en torno a la demanda de incremento salarial, por lo que la huelga nacional continúa en el sistema de Salud Público.
Sin embargo, los ministros de Hacienda, de Salud y del Trabajo, lograron que los sindicatos aceptaran conformar una Comisión Técnica que a partir de hoy comenzará a negociar en la sede del Consejo Nacional de Planificación Económica Social (Conpes), las demandas salariales de la Federación Médica y las del resto de sindicatos del sector Salud.
Se avanzó también en cuanto a la demanda de que se les pague a los 215 médicos residentes, pues el Gobierno al parecer aceptó dar los 20 millones de córdobas que saldrán del presupuesto que recibía la Superintendencia de Pensiones (SIP), pues ésta desaparecerá.
Pero la ministra de Salud, Margarita Gurdián fracasó en conseguir que se restituyera la atención al menos en los hospitales “Fernando Vélez Paiz” y “La Mascota”, cuyos pacientes son niños.
Fetsalud acusa a médicos de “apuñalar”
Al final de la reunión de ayer, que duró más de cinco horas, quedó la amenaza de Fetsalud, encabezada por Gustavo Porras, respecto a no permitir que los médicos reciban un incremento salarial mayor que el del resto de trabajadores de la Salud.
El encuentro fue bastante hostil, pues “los ataques” se dieron hacia el Ministerio de Hacienda por cuanto se expuso que sólo de dispone de 102 millones de córdobas para los aumentos salariales en el Minsa, que significan menos del 9 por ciento. Fetsalud demanda 600 millones de córdobas para que el incremento sea del 30 por ciento.
Pero también los “ataques” de parte de Fetsalud fueron hacia los de la Federación Médica, pues Gustavo Porras los acusó de tener un “amarre” con el Gobierno para recibir más aumento que las enfermeras, técnicos de laboratorio y resto de personal en las unidades asistenciales.
Y es que Dionisio Morales, del movimiento médico, si bien dijo que la huelga la depondrán hasta que firmen los acuerdos, expresó que podría darse una pronta solución al conflicto, ya que se veía “buena voluntad del Gobierno”, pues aseguró que se les hizo una propuesta de darles el 30 por ciento de incremento salarial.
Fetsalud igual sostuvo que hay otro “amarre” entre con la Bancada Liberal y la Azul y Blanco en la Asamblea Nacional, quienes acordaron aprobar en el presupuesto del Minsa, 50 millones de córdobas para que los 3,000 médicos reciban un 70 por ciento de incremento salarial.
Debido a esto, Gustavo Porras llamó a enfermeras, auxiliares de enfermería, afanadoras y resto del personal de Salud, “a estar alertas al frente de nuestros hospitales, pues están dispuestos a apuñalar a Fetsalud (...) Si hay una salida para una parte de los trabajadores, sin darle a la mayoría, abren una puerta (el Gobierno) para una lucha indefinida en el sector”.
“Queda claro que el porcentaje que saquemos (en la negociación) es para todos, aquí no hay unos (trabajadores) más que otros”, advirtió Porras, al agregar que “se trabajará en la Bancada Sandinista para reducir los megasalarios a los funcionarios públicos, incluidos los diputados, para trasladar esos montos al sector Salud”.
Minsa niega “amarre”
Por su parte, la ministra de Salud Margarita Gurdián, negó que haya algún “amarre” con la Federación Médica, explicando que lo de otorgar 30 por ciento de aumento fue la propuesta inicial que presentó en el proyecto de presupuesto del Minsa al Ministerio de Hacienda, lo cual fue rechazado.
La Ministra explicó que la Comisión Técnica se encargará “de analizar a detalle lo disponible en el presupuesto para aumentos salariales”, diciendo que respalda que sea en iguales porcentaje para todos los trabajadores.
No obstante, la ministra dijo que retirará la solicitud ante el Ministerio del Trabajo (Mitrab) de que declare ilegal la huelga y que autorice los despidos de la dirigencia de la Federación Médica, hasta que se deponga el paro. El ministro del Trabajo Virgilio Gurdián descartó que vaya a pronunciarse al respecto, a fin de no entorpecer las negociaciones que comienzan a darse entre las partes.