Nacional

¿Podrán alcaldías manejar el 10%?

* Ley obliga a transferir el dinero para 2007, y aunque parezca mentira, una de las preocupaciones es la falta de empleados capacitados * ¿Vale la pena fiscalizarlas? Muchas veces los daños encontrados son infinitamente menores al costo de las auditorías

La mayoría de alcaldes del país reclama que se respete la Ley de Transferencias Municipales y se transfiera a las alcaldías en 2007, el 10 % del Presupuesto Nacional. Este año están manejando más de 800 millones de córdobas. ¿Están preparadas las alcaldías para manejar tanto dinero? ¿Cómo están en asuntos de transparencia? ¿El personal que contratan es capacitado?
Las debilidades de las municipalidades son principalmente en aspectos estructurales y funcionales, sobre todo en las atribuciones que les competen, lo que obstaculiza en alguna medida el proceso de descentralización, según un estudio --próximo a publicarse-- del Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (Inifom).
“Es notoria la escasez de recursos humanos calificados en los municipios, por lo que las alcaldías no cuentan en las cantidades y calidades necesarias con este tipo de personal. Como un problema está el hecho de que los gobiernos municipales carecen de políticas salariales atractivas para contratar y poner a su servicio profesionales con alto grado de calificación”, dice un estudio de Cinase citado en el estudio del Inifom.
Según el estudio, la carencia de personal capacitado en las municipalidades seguirá mientras las alcaldías no perciban la necesidad de aplicar políticas de capacitación para elevar el perfil profesional de sus funcionarios.
“Se puede apreciar que de las transferencias se han utilizado pocos recursos para mejorar la eficiencia de las alcaldías en la prestación de servicios en competencias que les son propias”, como recolección de basura, limpieza de parques, limpieza de mercados, mantenimiento de cementerios y caminos”, según el estudio.
En asuntos de transparencia tampoco han salido bien paradas. Desde inicios de 2004 hasta septiembre pasado, la Contraloría General de la República (CGR) realizó 86 auditorías municipales y en 42 encontró algún tipo de responsabilidad.
Más caro remedio que enfermedad
Controlar a las municipalidades es difícil y costoso, según el contralor Lino Hernández Trigueros, pues a veces resulta más caro auditar a una alcaldía, que el perjuicio económico en el que han incurrido sus funcionarios.
Por ejemplo, según Hernández Trigueros, el año pasado se auditó a una alcaldía del Atlántico y encontraron perjuicio económico de 8 mil córdobas. La CGR invirtió casi 120 mil para realizar la auditoría.
Para el próximo año la CGR ya consiguió recursos de la comunidad internacional para auditar a 70 alcaldías, como parte del proceso impulsado por la Contraloría de fortalecer los controles internos, según Hernández Trigueros.
Para Patricia Delgado, directora ejecutiva de la Asociación de Municipios de Nicaragua (Amunic), las alcaldías son las más transparentes de todo el Estado nicaragüense.
Delgado informó que hoy se reunirá la Junta Directiva de Amunic para discutir qué acciones tomarán luego de que la semana pasada los partidos con representación en el parlamento, decidieron en el Diálogo Nacional que el próximo año se destinarán a las municipalidades el 6% del presupuesto --como manda la ley--, para 2007 el siete por ciento, no el diez que demandan los alcaldes, y así sucesivamente hasta llegar al 10 % en 2010.
Los alcaldes, según Delgado, exigen el 10 % para el próximo año, pero el gobierno mantiene que eso es demasiado y que incrementaría la brecha fiscal.
“Hay dos cosas: nosotros antes que nada somos municipalistas, pero también no se puede ser apasionado, las cosas tiene que verse con la realidad del caso. Una realidad es que los recursos se necesitan en el territorio, otra realidad es que los municipios son más eficientes en la ejecución de los recursos, porque identifican más los problemas locales”, dijo Gilberto Lindo, Director de Finanzas Municipales y Administración Tributaria del Inifom.
Sandinistas apoyan 10% hasta 2010
La bancada liberal está de acuerdo conque sea hasta 2010 que el gobierno central destine el 10 % a las alcaldías, y aunque los diputados sandinistas apoyaron la decisión que se tomó en la mesa del Diálogo Nacional, en público “muestran su inconformidad”.
“Me parece que los diputados sandinistas están de acuerdo, y así es como lo vamos a aprobar”, garantizó el directivo de la Bancada Liberal, Noel Ramírez.
El acuerdo parlamentario, sin embargo, no garantiza el contento de las municipalidades, que esperaban una transferencia mucho más acelerada en virtud del respaldo sandinista.
“Para nosotros no hay inconvenientes en mantener un ritmo, aunque menos acelerado, del aumento gradual de las transferencias, pero con dos condiciones: que haya un control eficiente, y que se demuestre en el Presupuesto General”, explicó Ramírez.
Como parte de la última exigencia, los diputados quieren que cada transferencia anual se refleje en el Presupuesto General de la República para evitar la duplicidad de cuentas. Pero en el “control con eficiencia” no especifican ningún mecanismo de seguimiento al dinero que se entrega a cada alcaldía.
“Eficiencia para nosotros es que cada dinero que se entregue a las municipalidades se refleje en políticas locales que sean efectivas”, detalló Ramírez.
Intentamos obtener la versión de diputados sandinistas, pero éstos se excusaron, pues señalaron que están invirtiendo todo su tiempo en la elaboración del dictamen del Presupuesto General de 2006.

(Con la colaboración de Irving Sánchez)

* Para el economista René Vallecillo, transferirles recursos a las alcaldías es una buena opción para que las municipalidades se desarrollen.
* El economista advierte, no obstante, que lo más importante es que se haga un uso eficiente de esas transferencias para así mejorar la vida de los pobladores en proyectos de desarrollo.
* Las alcaldías, según Vallecillo, son más eficientes en algunos proyectos, pero otros que atraviesan varios municipios, a su juicio, deben ser ejecutados por el gobierno central.
* El economista dijo que si sólo se trasladan nuevos recursos, sin dejar claramente tipificadas las competencias y responsabilidades, sólo se abrirá un frente mayor al déficit fiscal, sin dar solución a la población.
* Dijo que la Ley de Transferencias manda que el próximo año sean destinados para las alcaldías el seis por ciento, y que en 2007 salte al 10%, lo cual considera resulta oneroso desde el punto de vista económico.
* De más o menos un ingreso tributario de unos 16 mil millones de córdobas en total, el 10 por ciento serían 1 mil 600 millones, y para completar eso se requeriría trasladarles un aumento de 540 millones de córdobas, lo que abre más el déficit tributario.