Nacional

El país marcha por rumbo equivocado

* Población considera que gobierno y grandes empresarios no hacen nada por resolver situación de crisis que atravesamos * Entrevistados ven con mejores ojos la “influencia” europea que la de EU, en la política interna de Nicaragua

(Tomado de Confidencial)

Una mayoría de ciudadanos considera que el país marcha por un rumbo equivocado, y califica de manera negativa la gestión del presidente Bolaños, según la encuesta nacional realizada por Borge y Asociados para el Centro de Comunicaciones de la Comunicación (Cinco).
Cuando se les preguntó cuál es el principal problema que afecta a su comunidad, prácticamente colocaron en el mismo nivel de importancia el problema de las calles y carreteras en mal estado, junto al desempleo, la pobreza y el alto costo de la vida.
La encuesta también preguntó cuáles son las instituciones que ayudan más a resolver los problemas del país. En primer lugar, los encuestados ubican a la comunidad internacional, los medios de comunicación y las organizaciones no gubernamentales. En un nivel intermedio mencionan al gobierno de Estados Unidos, la Iglesia Católica y las alcaldías. Y en último lugar colocan al gobierno de Nicaragua y a los grandes empresarios privados.
En particular, la encuesta revela que no existen mayores expectativas de mejoría económica en el último año de gobierno del presidente Bolaños. Cuando se preguntó a los encuestados: ¿Quién tiene la culpa por la falta de mejores resultados del gobierno de Bolaños?, las opiniones se dividen en dos tendencias. El 40% culpa al propio Bolaños y a sus asesores, y un 36% señala a la Asamblea Nacional, Daniel Ortega y Arnoldo Alemán.
Los encuestados también censuran los actos de corrupción atribuidos al ex presidente Alemán. El 70 % considera que es culpable de las acusaciones de corrupción, y un 56% no cree que el proceso en su contra obedezca a una persecución política.
Mayor tolerancia a “influencia” europea
En otro tema controversial, la encuesta revela que la mayoría de los ciudadanos tienen una mala opinión sobre la forma como Estados Unidos trata de influir en la política interna de Nicaragua. Mientras el 47% considera injerencista la actuación de Estados Unidos, el 43% por ciento afirma que esa política ayuda a la democracia.
En contraste, con las críticas que se hacen a la política de Estados Unidos, una mayoría de ciudadanos aprueba la forma en que los gobiernos de la Unión Europea influyen en Nicaragua.