Nacional

Discurso de Fidel no alarma a la izquierda de Nicaragua


Gustavo Alvarez

Anunciar que todo el sistema socialista de Cuba está plagado de corrupción, después de 46 años de gobierno de Fidel Castro, no es para algunos políticos de izquierda de Nicaragua una razón para condenar al régimen comunista, sino el momento de reconocer la valentía del gobernante de la isla al señalar los errores.
En su último discurso, Castro admitió que la revolución cubana corre el riesgo de derrumbarse por causa del cáncer de la corrupción, asegurando que en parte se debe a las medidas aplicadas para salir de la crisis que provocó a Cuba la desaparición de la Unión Soviética.
El gobernante reconoció que en Cuba existe corrupción a todos los niveles, incluyendo los errores cometidos por el liderazgo político, la labor de los ministerios y el robo generalizado, entre otras cosas.
Para el economista y miembro del Frente Sandinista, Alejandro Martínez Cuenca, lo que dijo Castro es un acto que refleja el carácter valiente del gobernante, porque no esconde los errores que pueden existir en su propio partido.
Consideró que no es importante si la corrupción es reciente o existía desde hace muchos años, sino el hecho de haberla reconocido.
“Lo importante es no ver hacia atrás, sino el hecho de hacer un llamado ejemplar a combatir la corrupción, si se quiere tener un sistema más justo en donde todos estemos en iguales condiciones”, subrayó.
Martínez Cuenca afirmó que la corrupción es un flagelo que evita que exista un sistema de gobierno más justo, en el que todos trabajen con beneficios iguales.
El economista y político sandinista dijo que está retomando el discurso de Castro para erradicar la corrupción dentro de su propio partido, pague quien pague, “porque no podemos quedarnos callados ante las injusticias”.
Después de reconocer los altos niveles de corrupción y la desigualdad existente en la sociedad cubana, Castro anunció el inicio de un combate frontal al flagelo y la posibilidad de terminar con toda la actividad privada en la isla.
Asimismo, señaló que la continuidad del socialismo es la única alternativa viable para la transición hacia la democracia.
“Un acto honrado de Castro”
Coincidiendo con Martínez Cuenca, el secretario de Relaciones Internacionales del Frente Sandinista, Samuel Santos, afirmó que lo dicho por Castro demuestra la honradez esencial que posee.
“Él (Castro) ve los problemas propios y tiene la honradez y la valentía de señalarlos, sabiendo que eso tiene repercusión internacional”, expresó.
Santos aseguró que existe una gran diferencia con el gobernante de Estados Unidos, quien al conocer los casos de corrupción en su país, se empeña en ocultarlos.
Como ejemplo mencionó los casos de corrupción en Estados Unidos relacionados con la guerra de Irak, en los que más bien el gobernante estadounidense ha puesto oídos sordos a las denuncias.
Otro de los casos mencionados por Santos es la quiebra de la multinacional de energía eléctrica Enron, de lo cual el gobierno estadounidense no ha dicho nada.
Samuel Santos manifestó que existen problemas en todos los sistemas de gobierno, pero lo importante es quién tiene el valor y la honestidad de señalarlos, para luego pasar a un proceso de corrección.
En cambio cuando se ocultan --que según Santos es lo que pasa en Estados Unidos--, los casos de corrupción se multiplican.
“Fidel señala los problemas internos, pero en el gobierno de enfrente (Estados Unidos) se ven cosas horrorosas que ya no tienen nombre y todo está basado en mentiras”, dijo Santos.
El gobernante cubano anunció en su discurso que en la isla terminarán los cortes de energía eléctrica, por las nuevas inversiones que llevarán a cabo en el sector, y desaparecerá la tarjeta de racionamiento que se mantuvo funcionando por más de cuatro décadas.
Añadió que el socialismo podría desaparecer no por una invasión de Estados Unidos, sino por la misma corrupción.