Nacional

No se vislumbra solución a huelga


A una semana de iniciada la huelga de los médicos y a cuatro días de que se sumaran a la misma los miembros de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud), no se vislumbra ninguna solución, pues el gobierno no ha planteado ninguna propuesta.
Así lo manifestó el doctor Elio Artola, Presidente de la Federación Médica, quien manifestó que el único avance que se tuvo durante el fin de semana fue una misiva de invitación enviada por el Ministerio de Salud.
La invitación a una exposición sobre la propuesta del Presupuesto General de la República que realizará el ministro de Hacienda, Mario Arana, fue enviada a veinte personas representantes de los sectores en paro --dijo el doctor Artola--, y la cita es para mañana lunes a las tres de la tarde en la antigua Presidencia.
Seguirán de manera indefinida
“El paro continuará mientras el gobierno no hable claramente, pues no ha presentado una propuesta que podamos negociar. Probablemente nosotros mandaremos a esta exposición del ministro Arana a una delegación a oír, porque no queremos estar perdiendo el tiempo, escuchar el mismo disco rayado de que no hay dinero”, destacó el doctor Artola.
También Artola señaló que mañana a las nueve de la mañana se reunirá la dirigencia nacional de la Federación Médica, con el fin de tomar la decisión de que el paro continúe indefinidamente.
“Si no hay propuestas para encontrar una solución el paro continuará. Si ellos expresaran alguna propuesta, pretendemos que el garante de los acuerdos sea el cardenal Miguel Obando y Bravo, de no ser él, enviaría a algún representante”, expresó Artola.
Nada definido
Por su parte, la ministra de Salud, Margarita Gurdián, comentó vía telefónica que no se tenía nada definido respecto al paro, y que no podría brindar información al respecto porque será en la reunión que buscarán una salida.

23 mil personas --entre médicos y trabajadores de la Salud-- participan en la huelga que inició hace una semana, cuando tres mil médicos de todo el país decidieron dejar de brindar sus servicios como medida de presión para que se les haga un ajuste salarial del 140 por ciento. Fuentes del Ministerio de Hacienda manifestaron que se requieren de alrededor de 117. 4 millones de dólares para cumplir con las exigencias y ajustes.