Nacional

Sandy Bay pide no la abandonen

* En MiFamilia aseguran que ayuda sale hoy hacia esa comunidad y otras afectadas por el huracán “Beta”

Un SOS lanzaron al gobierno nacional los líderes comunitarios de Sandy Bay Sirpe, suplicando a través de la distancia la ayuda que la semana pasada les prometió el presidente Enrique Bolaños.
A través de un teléfono satelital, el reverendo Miguel Ángel Cerna, de la Iglesia Maranatha Pentecostés de Bluefields, se comunicó con EL NUEVO DIARIO clamando por alimentos y avituallamiento porque según pudo constatar en esa comunidad, ubicada en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS) “no ha llegado absolutamente nada”.
“La semana pasada nos reunimos con el presidente Bolaños y nos dijo que iban a mandar 400 cocinas, colchones, frazadas y alimentos, pero aquí no hemos recibido nada”, exclamó el reverendo desde el teléfono satelital, intentando por todos los medios hacer pública esta situación.
El reverendo agregó que los líderes comunitarios de Sandy Bay están “indignados”, porque consideran inaceptable que el apoyo gubernamental no haya llegado a su comunidad, una de las más afectadas por el huracán “Beta”.
Ayuda llega hoy
Aleyda Mendoza, administradora del Ministerio de la Familia (MiFamilia), delegación Bluefields, aseguró ayer que hoy por la mañana saldrá la lancha con todas las provisiones hacia las cinco comunidades afectadas.
“Todo se va a mandar mañana (hoy), el Gobierno Regional está arreglando eso”, dijo Mendoza vía telefónica.
Explicó que la ayuda aún no ha llegado porque la plana que trasladaba los víveres desde El Rama iba muy cargada y tuvo que quedarse en el puerto de Bluefields.
“El problema fue de transporte y combustible, pero todo se solucionó hoy (ayer)”, indicó la funcionaria, quien agregó que sólo pudieron enviar el zinc que donó el Programa Mundial de Alimentos (PMA).
La ayuda consiste en cocinas, colchones, frazadas, alimentos y jabones, confirmó Mendoza.
Más casas
Por otra parte, el reverendo Cerna demandó 1,476,000 córdobas para el financiamiento de 240 viviendas en la zona afectada, pues según dijo, el Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur) sólo les aprobó un presupuesto para la construcción y mejoramiento de 184.
Sandy Bay Sirpe, Walpa, Karawala, Kara, La Esperanza y La Barra del Río Grande, todas jurisdicciones de la Desembocadura del Río Grande, en la RAAS, son las comunidades que resultaron afectadas por “Beta”, dejando a su paso centenares de casas destruidas, grandes pérdidas en cultivos y enormes daños al bosque y al medio ambiente.