Nacional

Acosan y agreden a diplomáticos nicas


Vladimir López

Varios diplomáticos nicaragüenses acreditados en Costa Rica vienen siendo acosados y agredidos desde que se tensaron las relaciones entre Nicaragua y el vecino país del sur, cuando el gobierno de San José decidió elevar su pretensión ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, de que los guardias ticos naveguen armados en el río San Juan.
“Nosotros interpusimos una denuncia desde hace varios días. Al inicio se nos redobló la vigilancia, pero por unos días nada más, y luego todo volvió a como antes”, confirmó el embajador de Nicaragua en Costa Rica, Francisco Fiallos.
La denuncia de los diplomáticos nicaragüenses, tal como se estila, se interpuso ante el Ministerio de Relaciones Internacionales y Culto de Costa Rica, cuyos funcionarios la remitieron al Ministerio Público para que realizaran las investigaciones y se brindara más protección a los diplomáticos nicas.
De acuerdo con la denuncia, que fue atendida por el Director de Inmunidades de la Cancillería tica y por el capitán Milton Alvarado, jefe de la Unidad Especializada de Protección, los diplomáticos nicas han sido víctimas de persecución por varios sujetos que se movilizan en vehículos sin placas.
Esa peligrosa persecución, según lo denunciado, ha provocado que algunos de los diplomáticos, como Karla Carcache, hayan tenido que trasladarse a otras residencias y contratar, de sus propios recursos, guardas de seguridad día y noche.
Otro de los casos denunciados es el daño al vehículo de un hijo de la consejera de Negocios, Margarita Guerrero, al que le quebraron todos los vidrios cuando estaba estacionado en la casa de su suegra.
Señala la denuncia que en el lugar donde estaba estacionado ese vehículo estaban dos carros más con placas ticas y ninguno de ellos sufrió daños. Además, no sustrajeron nada del vehículo, por lo que el hecho no es considerado como un acto de vandalismo común.
Esos hechos y otros reflejados en la denuncia sucedieron a finales de octubre, cuando todavía los niveles de xenofobia en contra de los nicas no se habían recrudecido ni había ocurrido la espantosa muerte del joven Natividad Canda.