Nacional

Jueza condena a 5.5 años al de los 635 mil dólares

* Famosos testigos del acusado resultaron ser una cuñada y un empleado del reo

PUERTO CABEZAS, RAAN.- A sesenta y seis meses de prisión fue sentenciado Marvin Fúnez Chill, a quien el pasado 14 de noviembre la juez Sara María Espinoza encontró culpable de los delitos de tráfico interno de estupefacientes y posesión ilegal de armas de guerra y municiones.
Mediante un fuerte dispositivo policial, Fúnez fue conducido al juzgado, donde a través de una traductora puesta por la Corte escuchó la lectura de su sentencia.
Según la juez Espinoza, los testimonios de los testigos Georgina Collins y Reagan Taylor, quienes manifestaron haber visto que un agente policial sacó de una mochila el paquete y lo puso entre las cosas que estaban ocupando en la casa de Fúnez, no fueron lo suficientemente convincentes, debido a que la primera es cuñada del acusado y el otro testigo es trabajador del reo.
Otra razón que motivó a la judicial fue el hecho de que todo lo ocupado --droga, dinero, joyas y armas-- está estrictamente relacionado. La cantidad de dinero y joyas de oro encontradas en la casa de Marvin Fúnez nunca las podría comprar una persona que se dedica a trabajar de forma honrada, lo que da a entender que proviene de la narcoactividad, y las armas servían para garantizar la seguridad de sus bienes, dijo la juez Espinoza.
La sentencia dicta que en los próximos días, los 635 mil dólares serán depositados en una cuenta de la Corte Suprema de Justicia para hacer la debida distribución, tal como manda la Ley 285. Las armas ocupadas pasarán a manos de la Policía Nacional y la droga será incinerada.
Fiscal pidió pena máxima de 20 años
A pesar de que el Ministerio Público pidió la pena máxima, la judicial tomó en consideración que el acusado no tenía antecedentes penales, y que la cantidad de droga encontrada en su vivienda era poca. Se le impuso una pena de 5 años por el delito de tráfico interno de estupefacientes, y 6 meses por el delito de posesión ilegal de armas de guerra y municiones.
La defensa mantuvo que apelará el fallo de su defendido, porque Marvin Fúnez no se encontraba en su casa cuando fue allanada, lo que significa que se hubiera acusado a los que estaban en la vivienda en ese momento; que el allanamiento fue ejecutado fuera del horario estipulado por la ley, y que todo fue un montaje de la Policía, que puso la droga para poder encontrar motivos fuertes que vincularan a Fúnez con ilícitos, indicó la defensa.